Pasar al contenido principal
El método que usaba Einstein para resolver problemas de forma creativa
Miércoles, Noviembre 2, 2016 - 13:16

La idea es tomar una especie de "atajo" hacia el subconsciente, que cuenta con diversos elementos sensoriales que ayudan a encontrar soluciones.

La solución de problemas es una de las habilidades más valoradas en cualquier tipo de trabajo e incluso en la vida diaria.
 
Genios como Albert Einstein, Thomas Alva Edison o Salvador Dalí recurrían a un método que les permitía encontrar respuestas, ideas y soluciones creativas, este consistía en dormir, literalmente.
 
Al físico matemático se le atribuye la cita: "Si tengo una hora para resolver un problema, dedico 55 minutos pensado sobre el problema y cinco minutos reflexionando sobre soluciones".
 
También Einstein reveló alguna ocasión que el dormía al menos 10 horas, además de tomar siestas a lo largo del día.
 
Sin embargo, estos descansos no eran para pasar el rato, sino que le permitían llegar a un estado mental de tránsito entre la vigilia y el sueño, que le ayudaban a liberar el flujo creativo de sus pensamientos, a lo cual posteriormente los investigadores y neurólogos llamarían hipnagogía. 
 
La técnica de Einstein para llegar a este estado de somnoliencia consistía en acomodarse en su sillón favorito con algún objeto en su mano, que al llegar al punto de quedarse completamente dormido, el objeto pudiera caerse de su mano y provocar algún sonido que le despertara y así evitar a la segunda fase del sueño.
 
Este estado mental también se experimenta de forma invertida, unos momentos antes de estar completamente despierto.
 
La investigadora Sirley Marques Bonham, de la Universidad de Texas, explica que este fenómeno es una especie de "atajo" para entrar en contacto con el subconsciente, el cual cuenta con diversos elementos sensoriales que ayudan a encontrar soluciones, que en el estado conciente no están al alcance.
 
Para aprender a utilizar este método y aprovechar sus beneficios, se necesita de cierta práctica. Hazlo regularmente y vas a poder desarrollarlo como un hábito postivo que te ayude a mejorar tu desempeño al momento de necesitar resolver algo.
 
 
Kate Rodríguez, especialista en productividad y desarrollo profesional, comparte una forma en la que puedas comenzar a adoptar este práctico hábito:
 
Elige un pendiente o problema
 
Al momento justo en que te estés quedando dormido o bien antes despertar por completo, cuando aún sientes que tu mente se encuentra somnolienta, piensa inmediatamente en un problema o pendiente que necesites resolver. 
 
Tal vez sea sobre alguna negociación importante, una conversación complicada con un cliente, escribir un reporte o crear una nueva campaña de marketing; no importa cuántos pendientes tengas en tu larga lista, sólo elige uno para que tu mente comience a trabajar.
 
No fuerces tus pensamientos hacia alguna dirección, sólo trata de enfocarte en el tema que te interesa, para que tu subconciente comience a desarrollar una solución.
 
Con un poco de práctica podrás encontrar alguna idea útil o dos que te permitan resolver algún pendiente. 
 
Es muy probable que al principio se te olvide siquiera plantearte, pero como cualquier otro hábito, con el tiempo y disciplina podrás incorporar este ejercicio a tu rutina matutina o nocturna, dependiendo de cómo te adaptes mejor.
 
Toma notas
 
Al resolver problemas en este estado mental, se corre el riesgo de olvidar con facilidad cualquier idea cuando comienzas a hacer tu rutina y además de correr el riesgo de sentirte frustrado por no poder recordar, ocuparás parte de tu día en tratar de recordarlas. Ante esto es recomendable que en cuanto abras los ojos y estés listo para levantarte, dediques los primeros minutos a escribir todo lo que recuerdes en ese momento.
 
Ya sea con una libreta y pluma o con tu celular (que seguramente lo tienes al lado de tu cama), podrás hacer una lista rápida de palabras claves una descripción o frases que te ayuden a retener mejor esos pensamientos.
 
Revisa tu progreso
 
Lleva un registro de tus "pensamientos", para que puedas observarlos durante cierto tiempo y encuentres algunos patrones de este ejecicio. Esto te ayudará a saber en qué tipo de problemas o tareas te ha sido más útil. Ya sea para trabajos creativos, como escribir y diseñar, o desarrollar algún otro tipo de estrategias.
 
Utilizar esta técnica te permite explotar las habilidades inherentes de la mente para resolver problemas.

Autores

Dinero En Imagen