Miami. Autoridades estadounidenses presentaron cargos contra seis asociados del cártel de Cali, acusándolos de no haber revelado los activos de dos narcotraficantes colombianos encarcelados como fue establecido en un acuerdo de sentencia.

El Departamento de Justicia estadounidense dijo que los individuos fueron acusados de conspiración para impedir una investigación sobre los activos de los hermanos Miguel y Gilberto Rodríguez Orejuela, sentenciados en Miami en 2006 a 30 años en prisión por cargos de narcotráfico.

Los acusados, todos familiares de los hermanos, también fueron acusados de realizar falsas declaraciones.

A cambio de un acuerdo para entregar US$2.100 millones en ganancias ilegales, el gobierno estadounidense aceptó no acusar a seis familiares de los hermanos de lavado de dinero y obstrucción de la justicia.

El gobierno también aceptó levantar las sanciones financieras contra 28 miembros de la familia si entregaban los activos conseguidos ilegalmente, incluidas cuentas bancarias, empresas y residencias de lujo.

La acusación sostiene que los individuos omitieron activos de las listas provistas al gobierno y en lugar de eso continuaron beneficiándose de ellos, manteniéndolos ocultos.

"Los acusados no son sólo familiares de los infames hermanos traficantes Rodríguez Orejuela, ellos son conspiradores", dijo el funcionario de la Dirección de Control de Drogas Mark Trouville. "Ellos deberán responsabilizarse por violar su acuerdo", agregó.

Los hermanos Rodríguez Orejuelas fundaron el cártel de Cali en la ciudad colombiana del mismo nombre y admitieron haber enviado miles de toneladas de cocaína a Estados Unidos desde 1990 hasta 2002.

Fiscales han dicho que su imperio alguna vez controló 80% del suministro de cocaína del mundo.