Pasar al contenido principal
Estudio: Pacientes con larga estadía en cuidados intensivos corren riesgo de tener problemas psiquiátricos
Jueves, Abril 21, 2016 - 06:30

Depresión, ansiedad y estrés postraumático son los problemas que pueden presentar los pacientes tras un largo período en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI). Mujeres, jóvenes y desempleados son quienes tienen una mayor tasa de riesgo. 

EurekAlert. El estudio, desarrollado por investigadores de la Universidad Johns Hopkins -Baltimore, Estados Unidos- y aplicado a 700 personas con una larga estadía en la UCI, demostró que tres cuartos de los pacientes que sobrevivieron al síndrome de distrés respiratorio agudo -ARDS, por sus siglas en inglés- y estuvieron cierto tiempo en dicha unidad, reportaron depresión, ansiedad o estrés postraumático. Es más, un tercio de aquellas personas incluso vivieron los tres desordenes a la vez.

Según la investigación, los factores de riesgo comúnmente asociados al ARDS como gravedad de la enfermedad y la duración de la estadía en el hospital -causantes de daños físicos y mortalidad- no tienen relación con los problemas psiquiátricos. "Debemos prestar más atención a las mujeres, jóvenes y desempleados internados en la UCI, y no solo concentrarnos en los factores de riesgo comunes" afirmó al respecto Dale Needham, profesor de la Escuela de Medicina de la Universidad Johns Hopkins.

"Dada la alta coocurrencia de estos síntomas psiquiátricos, los pacientes sobrevivientes de ARDS deben ser evaluados considerando el espectro total de consecuencias psicológicas, para así maximizar su recuperación" agregó Needham. "Debemos tener atención en quienes no están tan enfermos como el resto monitoreando -y considerando maneras de mejorar- la vida del paciente luego de su estadía en la UCI".

En un informe del estudio, publicado en la edición de mayo de la revista "Critical Care Medicine", los investigadores afirmaron que las mujeres, gente joven, desempleados o con cierto consumo de alcohol previo a la hospitalización, tenían un mayor riesgo de padecer los síntomas antes descritos.

Basado en el auto-reporteo de dichos pacientes a los seis meses, el 36% de los participantes del estudio mostró señales de depresión, el 42% de ansiedad y el 24% evidenció estrés postraumático. A los 12 meses, la prevalencia de dichos síntomas se mantenía prácticamente igual.

De las personas que padecieron dichas enfermedades durante los seis meses posteriores, más de la mitad -del 57% al 66%- mantuvieron los síntomas, confirmando su persistencia. En cambio, de los pacientes que no mostraron evidencia de dichos desordenes, menos del 15% los terminó desarrollando al pasar un año. Más importante aún, los investigadores afirmaron que la mayoría de los sobrevivientes -63% de la muestra- con alguna enfermedad psiquiátrica, experimentaron dos o tres de los síntomas al mismo tiempo, ya sea a los 6 o 12 meses.

"Sabemos que la depresión, la ansiedad y el estrés postraumático pueden reducir significativamente la calidad de vida" manifestó Minxuan Huang, bioestadístico de la División de Medicina de Cuidado Crítico y Pulmonar de la UJH. "Entender que los pacientes pueden experimentar estos desordenes luego de su estadía en la UCI puede ayudar a tener cuidado y desarrollar intervenciones adecuadas a estos problemas".

Respecto a los factores de riesgo derivados del estudio, y considerando los cuatro grupos etarios utilizados en la muestra -18 a 39, 40 a 49, 50 a 59 y 60 a 89- el sector más joven padecía ansiedad y estrés postraumático -16% y 23% respectivamente- más que el siguiente grupo en edad. En esa misma línea, las pacientes femeninas sufrían depresión, 26%; ansiedad, 43%; y estrés postraumático, 80% más que sus pares del otro sexo.

Desempleo, consumo de alcohol y uso prolongado de opioides también son factores de riesgo de cara a desordenes psiquiátricos. En el caso de quienes estaban cesantes, evidenciaron -de 26% 40%- posibilidades de sufrir trastornos luego de dejar el hospital. De manera similar, los pacientes que consumieron alcohol antes de ingresar o recibieron opioides -durante su estadía- tenían entre 39 y 79% y entre 8% y 11% más riesgo de padecer estos problemas, respectivamente.

Cabe destacar que el estudio solo incluyo a los pacientes que sufrieron ARDS y no otros problemas, como también el diagnóstico de los trastornos psiquiátricos fue informado por los mismos pacientes y no tras un chequeo médico, pero utilizando medidas válidas para captar estos desordenes.