Pasar al contenido principal
Estudio recomienda poner atención a pacientes bariátricos por tendencia a depresión
Jueves, Enero 14, 2016 - 09:05

Personas que se sometieron o están cerca de someterse a una cirugía para reducir el peso o tratar la obesidad son propensos a trastornos de ánimo y de alimentación, según un estudio publicado en la revista JAMA. 

Xinhua. La afecciones mentales como la depresión y los trastornos de la alimentación son comunes en los pacientes que buscan someterse a una cirugía bariátrica o que ya lo hicieron, se indicó en un estudio publicado en la revista Journal of the American Medical Association (JAMA).

Aaron Dawes de la Universidad de California, Los Angeles, y sus colegas realizaron un metaanálisis para determinar la frecuencia de las afecciones mentales en los candidatos a la cirugía para la pérdida de peso y quienes ya se sometieron a ella y la relación entre la salud mental preoperatoria y los resultados de salud tras la intervención.

Los investigadores identificaron 68 publicaciones que cumplieron con los criterios de inclusión en el análisis, 59 que informaron sobre la frecuencia de las afecciones de salud mental preoperatoria en 65.363 pacientes y 27 que informaron sobre vínculos entre las afecciones de salud mental preoperatorias y los resultados postoperatorios en 50.182 pacientes.

Los resultados indican que el 23% de los pacientes sometidos a una cirugía bariátrica informaron sobre un trastorno en su estado de ánimo. La depresión fue el más común reportada en el 19% de los pacientes y el 17% presentó un desorden de la alimentación.

"Ambas estimaciones son más altas que las tasas publicadas para la población estadounidense en general, lo que indica que debe prestarse especial atención a estas situaciones en los pacientes bariátricos", indicaron los investigadores.

De acuerdo con el estudio, cerca de 19% de los residentes de Estados Unidos presenta una afección de salud mental, incluyendo 8% con depresión y 1% y 5% con un trastorno de la alimentación como los atracones.

Otra afección mental común para estos pacientes fue la ansiedad con 12%.

Hubo evidencias contradictorias con respecto a la asociación entre las afecciones de salud mental preoperatorias y la pérdida de peso postoperatoria, pero se observó una baja en la frecuencia de la depresión y en la severidad de los síntomas depresivos después de la cirugía bariátrica.

Siete de los estudios analizados mostraron un descenso de entre 8% y 74% en la tasa de depresión después de la cirugía bariátrica y seis estudios encontraron una baja de entre 40% y 70% en la severidad de los síntomas depresivos, agregó el estudio.