Pasar al contenido principal
Europa: Migrantes y refugiados están vulnerables a enfermedades
Miércoles, Enero 23, 2019 - 09:00

La OMS sugiere acciones para tomar y mejorar la situación, como ofrecer una cobertura de salud accesible.

Los migrantes y los refugiados podrían ser susceptibles a las enfermedades contagiosas y no contagiosas, así como a las enfermedades crónicas, debido a la pobreza o a un cambio en el estilo de vida de menos actividad física y menos alimento saludable, dijo la Organización Mundial de la Salud (OMS).

En su primer informe sobre la salud de refugiados y migrantes en la Región Europea de la OMS, la agencia de salud de la ONU resumió la más reciente evidencia disponible sobre su salud a partir de la revisión de más de 13.000 documentos.

Aunque los refugiados y los migrantes parecen estar menos afectados que la población anfitriona por muchas enfermedades no contagiosas al momento de su llegada, si se encuentran en condiciones de pobreza, la duración de su estancia en los países anfitriones aumenta su riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares, embolias o cáncer.

También es probable que migrantes y refugiados cambien su estilo de vida y que realicen menos actividad física y consuman menos alimentos saludables, lo que podría conducir a un riesgo elevado de enfermedades crónicas, señala el informe.

Por otra parte, el proceso de desplazamiento en sí mismo puede hacer que refugiados y migrantes sean más vulnerables a enfermedades contagiosas.

Por ejemplo, la proporción de refugiados y migrantes en los casos de tuberculosis de un país anfitrión varía mucho dependiendo de la frecuencia de la tuberculosis en la población anfitriona, y una proporción significativa de migrantes y refugiados contagiados de VIH se contagiaron tras llegar a Europa.

En general, los refugiados y los migrantes tienen una incidencia, una frecuencia y una tasa de mortalidad mayores en relación con la diabetes que la población anfitriona, con índices más altos entre las mujeres.

En consecuencia, la OMS sugiere una serie de acciones que los países anfitriones deben emprender, tales como ofrecer una cobertura de salud accesible y de calidad, así como protección social para todos los refugiados y los migrantes sin importar su situación legal.

Autores

Xinhua