Pasar al contenido principal
Exigen desinversiones por US$ 13.500 millones en acuerdo Boehringer-Sanofi
Jueves, Diciembre 29, 2016 - 08:41

La Comisión Federal de Comercio de Estados Unidos, organismo que hizo la petición, indicó que de no realizar estas acciones, se perjudicaría la competencia en los mercados de ese país.

Reuters. La compañía farmacéutica alemana Boehringer Ingelheim acordó desprenderse de cinco tipos de productos de salud animal para liquidar los cargos de que una propuesta de permuta de activos con Sanofi perjudicaría la competencia,  señaló la Comisión Federal de Comercio de Estados Unidos (FTC por sus siglas en inglés).

La propuesta de permuta de activos involucró la adquisición por parte de Boehringer Ingelheim de la filial de Sanofi por U$ 13.500 millones para el cuidado de los animales, y la adquisición por Sanofi de la unidad de negocio de salud de consumidores de la compañía alemana, valorada en casi US$ 8.000 millones.

Sin las desinversiones, el intercambio propuesto "perjudicaría la competencia en los mercados de los Estados Unidos por varias vacunas para animales de compañía y ciertos productos de control de parásitos para ganado vacuno y ovino", dijo la comisión.

La venta de los activos de la vacuna para mascotas estadounidenses ocurrirá poco después del cierre de la transacción de intercambio de BI-Sanofi, que la compañía prevé cerrar a principios de 2017, señaló la portavoz de Boehringer a Reuters en un correo electrónico.

Sanofi no estaba inmediatamente disponible para comentarios.

La FTC dijo que sin las desinversiones la transacción propuesta reduciría el número de proveedores de vacunas caninas y felinas de cuatro a tres. Combinaría a los dos principales proveedores de vacunas antirrábicas.

También reduciría la competencia entre los proveedores de productos para prevenir parásitos en bovinos y ovinos, comentó la FTC.

En noviembre, las compañías acordaron desinversiones para disipar las preocupaciones de la Comisión Europea de que el acuerdo perjudicaría la competencia y, posiblemente, daría lugar a subidas de precios.

"Las dos compañías se ofrecieron a desprenderse de una serie de mercados de Merial y productos en desarrollo, incluyendo sus actuales vacunas Circovac, Progressis, Parvovax, Parvovurax y Mucossifa y los productos farmacéuticos Ketofen, Wellicox, Allevinix, Genixine, Equioxx Injectable y Equioxx Paste", indicó la Comisión Europea en el momento.