Sao Paulo. Las exportaciones brasileñas de café verde disminuyeron 5,1% en enero, profundizando un declive que arrancó en los últimos meses del 2017 y que podría modificarse recién cuando llegue al mercado la nueva cosecha.

Brasil exportó 2,327 millones de sacos de 60 kilos de café verde en el primer mes del 2018, dijo este viernes la asociación de exportadores Cecafé, que agregó que la cifra estaba dentro de lo esperado.

"Creemos que las exportaciones seguirán a un ritmo más lento hasta que ingrese la nueva cosecha", dijo el presidente de Cecafé, Nelson Carvalhaes.

La mayor parte de las ventas de café brasileño al exterior es de la variedad arábiga, según datos de Cecafé, que indicó que las mismas sumaron 2,316 millones de sacos en enero.

Las plantas de café arábiga tienen un ciclo bienal que genera la alternancia de cosechas fuertes y débiles. Gracias a la abundancia de lluvias, el país sudamericano espera una buena producción esta temporada, agregó Cecafé.

Por primera vez desde marzo del 2017, Estados Unidos no lideró la lista de principales consumidores de café brasileño, posición que ocupó Alemania al comprar el 20% del café exportado por Brasil en enero, o 513.070 sacos, señaló la asociación.

Las plantas de café arábiga tienen un ciclo bienal que genera la alternancia de cosechas fuertes y débiles. Gracias a la abundancia de lluvias, el país sudamericano espera una buena producción esta temporada, agregó Cecafé.

Brasil, el mayor productor y exportador mundial de café, prevé producir hasta 58,5 millones de sacos en el ciclo actual, según estimaciones de la agencia gubernamental de estadísticas Conab.