Pasar al contenido principal
Fármacos contra el cáncer: ¿Quiénes pagan más en el mundo por ellos?
Lunes, Junio 6, 2016 - 13:25

Trabajo del Centro Médico Rabin en Petah Tikva, Israel, dice que son nominalmente más caros en EE.UU., pero en China e India estragan más la billeteras de quien los paga.

Reuters/Cluster Salud. La “cuenta” del gasto mundial en medicamentos contra el cáncer excederá los US$ 150.000 mil millones en 2020, impulsada por la aparición de las nuevas inmunoterapias que ayudan al sistema inmunológico a atacar los tumores, afirma un pronóstico, realizado a principios de este año, de IMS Health Holdings. ¿Quién pagará más de ella si se mantiene la estructura actual de costos en los principales países del mundo?

Según un trabajo publicado hoy y presentado en la reunión anual de la Sociedad Americana de Oncología Clínica en Chicago, en términos brutos, los estadounidenses. Ellos cubren los precios más altos en el mundo de fármacos contra el cáncer, en términos nominales, pero lo cierto –agrega la investigación– es  que en los países de bajos ingresos, éste es mayor si se considera la paridad de poder de compra y el ingreso promedio de la población.

Es así como, aunque los precios más bajos se encontraron en drogas en venta en la India y Sudáfrica, después de calcular el precio como un porcentaje de la riqueza ajustado por el costo de vida, los medicamentos contra el cáncer parecían ser menos asequibles en la India y China.

La lógica del estudio se organizó de la siguiente manera: investigadores del Centro Médico Rabin en Petah Tikva, Israel, calcularon las dosis mensuales de medicamentos de 15 genéricos y ocho fármacos contra el cáncer de marca utilizados para tratar una amplia gama de tipos de cáncer y en distintas etapas. Usaron los precios de lista de Australia, China, India, Sudáfrica, el Reino Unido, Israel y los Estados Unidos que aparecen en los sitios web gubernamentales.

Fue así como emergió que la mediana de los precios mensuales de medicamentos de marca varió de US$ 1.515 en la India a US$ 8.694 en los Estados Unidos. Para los medicamentos genéricos, los precios promedio fueron más altos en los Estados Unidos, US$ 654, y el más bajo surgió en África del Sur, US$ 120, y la India,US $ 159.

En términos de capacidad de pago, el estudio encontró medicamentos contra el cáncer eran más asequibles en Australia, donde los fármacos genéricos tenían un precio de 3%  del “producto interno per cápita en paridad de poder de compra (PPP)” y los medicamentos patentados eran el 71% de la misma medida.

En China, el estudio encontró que los precios de los medicamentos genéricos fueron del 48% y los medicamentos patentados eran 288% de la riqueza, ajustados por el costo de vida.

En la India, el costo de los genéricos fue del 33% de esa medida, mientras que los fármacos patentados eran 313%.

En los Estados Unidos, se encontró  los genéricos a un precio de 14% de la riqueza ajustados por el costo de vida y que los medicamentos contra el cáncer patentados eran 192% .

El estudio no tuvo en cuenta si los costos de medicamentos son pagados por el gobierno, los aseguradores de salud o por los propios pacientes, dependiendo de  cómo operen los sistemas de seguro de salud en cada país.

El trabajo es importante y uno mayor, que incluya a más naciones, podría ser un herramienta importante para el creciente debate público. Los altos precios de los nuevos medicamentos contra el cáncer están generando una mayor resistencia y demandas de descuentos en los precios de parte de los políticos, los profesionales de la salud, las compañías de seguros, los pacientes y algunos médicos.

Las compañías farmacéuticas argumentan que necesitan para obtener un beneficio para resarcirse de los miles de millones de dólares necesarios para la investigación de drogas. Lo que ha llevado a un incipiente debate sobre el por qué de los tan altos costes de I+D, con algunos trabajos sugiriendo que los sistemas de modelación experimental, influidos por “modas”, podrían estar haciendo estragos en los presupuestos de las farmacéuticas; al igual que la fiebre de compras y fusiones no siempre justificables desde un punto de vista de rentabilidad a largo plazo.

De todas formas, hay que decir que muchas empresas también establecieron esquemas amplios de bajo coste o de libre acceso para los pacientes que no pueden pagar sus medicamentos, en busca de mitigar estas críticas.