Pasar al contenido principal
Flores comestibles, una forma de poner vitaminas, minerales y antioxidantes en el plato
Domingo, Mayo 8, 2016 - 11:16

Las flores comestibles deben ser cultivadas exclusivamente para este fin, sin insecticidas ni químicos.

Pétalos delicados y sabrosos le darán color y sabor a los platillos. Por eso, las flores son una opción para disfrutar de lo que la naturaleza regala, pero tomando precauciones contra las alergias y verificando que los productos que consumes están libres de químicos nocivos, recomienda el portal web espanol.mercola.com.

Las flores comestibles deben ser cultivadas exclusivamente para este fin, sin insecticidas ni químicos. Si tiene alergia al polen, es recomendable que no las consumas porque pueden ser riesgosas.

La principales flores comestibles son el jazmín, rosa, azahar, alcachofa, coliflor, manzanilla, begonias, caléndula, sechuan, hibiscus y otras, describe www.agromatica.es.

Para el uso posterior de las flores puedes almacenarlas, ya que muchas desaparecen con el cambio de estación. Este proceso se realiza mediante técnicas como el secado, el congelado o la inmersión en aceite. Se las puede utilizar para preparar bebidas, jaleas, ensaladas, sopas, almíbar y platos principales.

Las flores contienen nutrientes valiosos. El diente de león, por ejemplo, posee numerosas propiedades antioxidantes, así como flavonoides, betacarotenos, luteína, criptoxantina y zeaxantina. También, son ricas en vitaminas, incluyendo ácido fólico, riboflavina, piroxidina.

Eso sí, introduce las flores a la dieta poco a poco para prevenir reacciones alérgicas o algún trastorno digestivo.

* Crónica LaRazón.com

Autores

Liliana Aguirre