ElObservador.com El ministro de Economía y Finanzas, Danilo Astori, dijo que el excedente de los US$ 173 millones que el Poder Ejecutivo le pedirá a Administración Nacional de Usinas y Trasmisiones Eléctricas (UTE) que transfiera del Fondo de Estabilización Energética (FEE) -diseñado para mitigar subas de tarifas cuando se registran sequías- será destinado a obras de infraestructura que requiere el país, y en particular para las obras que deberá encarar el gobierno para concretar la instalación de la segunda pastera de UPM.

El ministro explicó por qué el gobierno decidió apelar a esos recursos y precisó que, como se trata de un fondo, solamente se puede disponer de una única vez y no destinarlos a las erogaciones permanentes que debe atender el Estado.

"Estamos hablando de un excedente del Fondo de Estabilización Energética. De los US$300 millones que tiene, US$120 millones son intocables porque así lo establece la norma que fijó un mínimo que no se puede tocar", dijo Astori.

El secretario de Estado agregó que el país "está muy lejos" de tener una emergencia energética producto del cambio de la matriz que procesó en los últimos años.

Astori confirmó que el gobierno solicitará el pasaje de esos US$173 millones a la Tesorería del Ministerio de Economía de modo de atender "las inversiones fundamentales" que el país requiere en materia de infraestructura.

"Los fondos como elementos que se disponen de una sola vez, no pueden ser utilizados en gastos permanentes. Si el fondo se termina, ya no puede seguir financiando gastos permanentes", explicó. 

"Nos parece que disponer de esa ayuda para financiar algunas inversiones fundamentales de UPM de las que Uruguay necesita para instalar la nueva planta es muy importante", indicó el ministro.

Astori puso como ejemplo la inversión del ferrocarril cuyo monto supera los US$500 millones. Cuando se lo consultó si a su juicio los recursos del FEE deberían destinarse básicamente a las demandas de UPM Astori respondió: "En mi modesta opinión, sin dudas", finalizó.