Pasar al contenido principal
Frecuencia cardíaca lenta no se vincularía a un mayor riesgo de enfermedades del corazón
Martes, Enero 19, 2016 - 15:19

El estudio realizado por un grupo norteamericano se publicó en la revista Journal of American Medical Association Internal Medicine.

Xinhua. Un latido de corazón más lento de lo normal, conocido como bradicardia, no aumenta el riesgo de desarrollar enfermedades del corazón, según un estudio estadounidense publicado este martes.

"Para una gran mayoría de las personas con una frecuencia cardíaca entre los 40 o 50 que no tienen síntomas, el pronóstico es muy bueno", dijo en un comunicado el autor principal Ajay Dharod, profesor de medicina interna en la Wake Forest Baptist Medical Center. "Nuestros resultados deben ser tranquilizadores para los diagnosticados con bradicardia asintomática", dijo Dharod.

El corazón normalmente late entre 60 y 100 veces por minuto en un adulto en reposo. Pero con la bradicardia, el corazón late menos de 50 veces por minuto. La condición puede causar mareo, dificultad para respirar, desmayos o dolor en el pecho debido a que el corazón no bombea suficiente sangre rica en oxígeno a través del cuerpo.

Sin embargo, hasta ahora, no había habido ninguna investigación para determinar si una frecuencia cardíaca lenta contribuiría al desarrollo de una enfermedad cardiovascular.

En este nuevo estudio, los investigadores analizaron 6.733 participantes entre los 45 y 84 años que no tenían enfermedad cardiovascular cuando fueron reclutados en este estudio, pero que pueden haber estado en medicamentos modificadores de la tasa del corazón que con frecuencia se usan para tratar la hipertensión.

Los participantes del estudio fueron seguidos durante más de 10 años para monitorear los eventos cardiovasculares y la mortalidad.

Los investigadores encontraron que una frecuencia cardíaca inferior a 50 no se asoció con un riesgo elevado de enfermedad cardiovascular en los participantes, independientemente de si estaban tomando medicamentos modificadores de la tasa de corazón, como los bloqueadores beta y los bloqueadores de los canales de calcio.

Sin embargo, el estudio mostró una asociación potencial entre la bradicardia y mayores tasas de mortalidad en las personas que toman medicamentos modificadores de la tasa del corazón.

"La bradicardia puede ser problemática en personas que están tomando medicamentos que también retardan su ritmo cardíaco", dijo Dharod. "Se necesita más investigación para determinar si esta asociación está causalmente ligada a la frecuencia cardíaca o a el uso de estas drogas".

Los hallazgos fueron publicados en la revista Journal of American Medical Association Internal Medicine.