“Es verdad, no hemos alcanzado los niveles de desarrollo y bienestar que deseamos, pero México está hoy mejor que hace cinco años”, admitió el presidente Enrique Peña Nieto al hacer un corte de caja en el arranque del último año de su sexenio.

Pero, desde su óptica, lo más importante es que ya están sentadas las bases para que en el siguiente lustro “estemos mejor que hoy”.

Recuperar la seguridad es la mayor exigencia de la sociedad y la más alta prioridad del gobierno de la República, reconoció también:“La inseguridad sigue siendo una amenaza para la sociedad y uno de nuestros mayores desafíos”.

“Cambios tan profundos no habrían sido posibles sin la activa participación de la sociedad civil, de las y los legisladores, tanto federales como locales, y de las principales fuerzas políticas del país. Juntos hemos eliminado barreras, vencido resistencias y corregido inercias”, dijo.

Entre el 2012 y el 2015, durante los primeros cuatro años de la actual administración, según datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía, disminuyó la incidencia de delitos dolosos del fuero común por cada 100.000 habitantes, al pasar de 22,2 a 17,2 %. Sin embargo, a partir del año pasado dicho resultado se revirtió.

Frente a la realidad, los tres órdenes de gobierno están llamados a redoblar esfuerzos, opinó Peña Nieto el pasado día 2, porque hay mucho por hacer en materia de seguridad pública.

Las 13 reformas estructurales, entre las que destacan la educativa, la energética y la de telecomunicaciones, todas en proceso de instrumentación, se cuentan entre los principales logros del titular del Ejecutivo federal durante su mandato.

La generación récord de empleos en cinco años, 3.330.000, es también de los rubros de mayor éxito a su favor.

El mexiquense está convencido de que la agenda de cambio que propuso y que recibió en las urnas el apoyo mayoritario de los mexicanos en el 2012 se pudo concretar por las modificaciones legales aprobadas a través del Pacto por México.

“Cambios tan profundos no habrían sido posibles sin la activa participación de la sociedad civil, de las y los legisladores, tanto federales como locales, y de las principales fuerzas políticas del país. Juntos hemos eliminado barreras, vencido resistencias y corregido inercias”, dijo.

Resultado de la reforma constitucional lograda, en todo el sector energético más de 120 empresas nacionales y extranjeras ya comprometieron inversiones superiores a los US$80.000 millones.

Los recursos invertidos habrán de detonar la creación de más empleos en los próximos años.

Sólo en exploración y explotación de hidrocarburos las inversiones sumarán US$60.000 millones. El cambio implica que, sin tener que canalizar recursos fiscales, el Estado mexicano recibirá, en promedio, 70% de las utilidades generadas por esos proyectos.

Por el cambio estructural en telecomunicaciones, el precio de la telefonía fija bajó 5%; 43%, el de telefonía móvil; el de la larga distancia internacional, 40%, y se eliminó también el cobro de la larga distancia y del roaming nacionales. De acuerdo con cifras oficiales, entre el 2012 y el 2016 el número de usuarios de Internet se incrementó de 41 millones a 65 millones.

Las autoridades consideran que la reforma integral en la materia hará que la educación sea la fuerza transformadora que México necesita.

Desde la visión del presidente de México, el proceso de transformación demandado por la sociedad mexicana está en marcha y ya ofrece resultados: “De mantenerse y profundizarse los cambios realizados, México podrá convertirse en un país plenamente desarrollado en menos de dos décadas”.

Agenda reformas fracasó por desconfianza al gobierno: PAN

Enrique Ochoa Reza, presidente nacional del PRI, coincidió con el punto de vista del mandatario mexicano: “El Pacto por México fue un gran acuerdo a favor de las mejores causas de México. Ha generado 3 millones de empleos nuevos. El del presidente Peña Nieto es el sexenio que más empleos ha generado en la historia del país y vamos por más. Las políticas del presidente de la República generaron que las tarifas de la telefonía disminuyeran en 40%. Ya no se pagan largas distancias, ya no tenemos que ir a las tiendas de autoservicio a hacer recargas en nuestros teléfonos y cerca de 60 millones más de personas han tenido acceso a redes sociales, consecuente con una reforma de telecomunicaciones que ha arrojado grandes beneficios”.

Autocrítico, el michoacano dijo que entre las asignaturas pendientes en el país destacan mejorar las condiciones de seguridad pública e impulsar mejores niveles de desarrollo compartido para las múltiples generaciones de mexicanos que aspiran a tener un mejor nivel de vida.

“Tenemos que abrir las oportunidades que nos permitan establecer, cada vez más, espacios que reconozcan el esfuerzo, que permitan establecer condiciones de educación y salud gratuitas, accesibles y cercanas para la población”, explicó.

El secretario de Comunicación de la dirigencia nacional del PAN, Fernando Rodríguez Doval, consideró que la agenda intensa de reformas impulsadas mediante el Pacto por México fracasó cuando las fuerzas políticas participantes dejaron de tenerle confianza al gobierno federal.

“Sobre todo cuando se empezaron a descubrir casos tan escandalosos de corrupción como el de la Casa Blanca y, posteriormente, algunos casos no resueltos como el de Ayotzinapa. Todo eso generó ya un enrarecimiento de las relaciones políticas y se le perdió confianza al gobierno. Ese fue uno de los factores que hizo que ya el Pacto por México dejara de tener vigencia”, dijo.

Peña Nieto concluyó su penúltimo año de gobierno con una aprobación ciudadana de 26%, de acuerdo con la última encuesta de Consulta Mitofsky. Se trata de la cifra más baja si se compara con los priistas Carlos Salinas de Gortari y Ernesto Zedillo y los panistas Vicente Fox y Felipe Calderón, durante el mismo lapso.