Pasar al contenido principal
Gustavo Petro, el gran ganador de las elecciones en Colombia
Miércoles, Junio 1, 2022 - 10:04

El Centro Democrático (CD), el partido del expresidente, Álvaro Uribe, fue el gran perdedor y el gran derrotado en las elecciones del domingo en Colombia. De hecho, el 72,67% de los colombianos votó en contra de la corrupción y el mal gobierno del Centro Democrático, en cabeza del presidente Iván Duque. Fue un voto de castigo contra el pésimo gobierno de Duque, quien ejerce una administración pública indecorosa, corrupta, prepotente y cínica. El balance administrativo de su gobierno es desastroso con un lastre de altos índices de corrupción, pobreza, hambre, desigualdades, inseguridad y violencia en el país.

Las votaciones que obtuvieron los candidatos del Pacto Histórico, Gustavo Petro, de la Liga de Gobernantes Anticorrupción, Rodolfo Hernández y Sergio Fajardo de la Alianza Centro Esperanza, que suman un total de 15.369562 votos fueron en contra de la corrupción del gobierno y de las maquinarias políticas del CD y los partidos aliados que respaldaron la candidatura de Federico Gutiérrez.

Por segunda vez en la historia política colombiana fueron derrotadas de manera aplastante las fuerzas políticas tradicionales. La primera gran derrota fue en las elecciones en 1970, cuando la Alianza Nacional Popular (Anapo), liderada por el general Gustavo Rojas Pinilla (dictador 1953-1957), derrotó a Misael Pastrana Borrero, candidato del Frente Nacional.

El Frente Nacional fue la alianza política de los partidos liberales y conservadores que se organizó para ponerle fin la dictadura de Rojas Pinilla en 1958. Frente que gobernó repartiéndose igualitariamente el poder de 1958 a 1974, y fue, precisamente, ese tipo de discriminación en el reparto del poder que origino el nacimiento de gran parte de los movimientos guerrilleros en Colombia. Fue mediante un descarado fraude electoral que lograron los partidos tradicionales, en cabeza del presidente de la República de aquel entonces, Carlos Lleras Restrepo, arrebatarle el poder a la Anapo.

En las elecciones del domingo fue la segunda vez en la que una nueva fuerza política derrota a los partidos políticos tradicionales en Colombia. Sus protagonistas: el exguerrillero Gustavo Petro y su fórmula vicepresidencial, la afrodescendiente, Francia Márquez Mina, con su victoria electoral pusieron fin a los 20 años de la hegemonía en el poder del partido del expresidente Álvaro Uribe Vélez.

Indiscutiblemente, el gran ganador de la jornada fue Gustavo Petro con 8.527.768 votos, equivalentes al 40,32 % del total de la votación. Petro obtuvo la mayor votación de un candidato presidencial en la primera vuelta en la historia de Colombia.

Logró una ventaja de 2.574.559 votos frente al segundo en votación Rodolfo Hernández, un millonario de ultraderecha, admirador de Adolfo Hitler, quien obtuvo 5.953.209 votos, equivalentes al 28%. Petro obtuvo 3.469.758 votos de ventaja frente a Gutiérrez, el candidato del partido de gobierno, quien logró 5.058.010 de votos, equivalente al 23%. En otras palabras, solo el 23% de los colombianos votaron por el candidato del gobierno.

Ahora, es interesante examinar un poco el comportamiento del crecimiento electoral del candidato de la izquierda colombiana Gustavo Petro desde las elecciones de 2018. En la consulta de 2018, el presidente Iván Duque logró 4.038.101 votos, Martha Lucia Ramírez, la actual vicepresidenta 1.537.790, votos y Petro, 2.849.331 votos.

En la primera vuelta de 2018, los resultados fueron los siguientes: Duque 7.569.693 votos, equivalentes al 39%. Petro, 4.851.254 votos, que representaron el 25%. La ventaja que le sacó Duque a Petro fue de 2.718.439 votos. En la segunda vuelta, Duque ganó por la presidencia por 10.373.080 votos, equivalente al 53%. Petro perdió con 8.034.189 votos, equivalentes al 41%. Duque ganó por 2.338.891 votos. Es decir, Petro no pudo recortar casi en nada la diferencia que le saco Duque en la primera vuelta. En la consulta de 2022, el Pacto Histórico obtuvo 5.573.890 votos, de los cuales Petro tuvo 4.487.551 votos y Francia Márquez, su vicepresidenta, 783.160 votos. Es decir, Petro obtuvo 2.209.581 votos más que en la consulta anterior. En esta primera vuelta, Petro con Francia obtuvieron 8.527.668 votos. Es decir, 3.676414 votos más que los que había logrado Petro hace cuatro años. En conclusión: Petro es un político en permanente crecimiento electoral.

Autores

José E. Mosquera