Nueva York. El jefe de asistencia humanitaria de la ONU, John Holmes, reprendió a las agencias de ayuda en Haití por su mala coordinación y pocos recursos, que según dijo debilitó la confianza en su capacidad para responder al sismo, mostró un correo electrónico filtrado.

Holmes pidió a las agencias tomar un enfoque más agresivo para ayudar a Haití.

El funcionario, que recientemente visitó el país caribeño luego del devastador sismo del 12 de enero, confirmó este jueves a Reuters que el correo electrónico, publicado primero en el sitio web del periódico Foreign Policy, era genuino y que se suponía que no debía hacerse público.

Aseguró que el correo, que comenzó como un "queridos colegas", fue dirigido a las principales agencias de la ONU y otras instituciones que trabajan para ayudar a los sobrevivientes del terremoto en Haití, donde murieron más de 200.000 personas y más de 1 millón quedaron sin hogar.

Las operaciones de ayuda de la ONU en Haití fueron duramente golpeadas al comienzo cuando el jefe de la misión de Naciones Unidas y más de 90 empleados murieron por el sismo. Desde entonces, funcionarios del organismo mundial han señalado que se han hecho progresos constantes.

Pero Holmes dijo que aunque se ha logrado mucho, había "grandes necesidades humanitarias sin cumplir", especialmente en términos de refugio y atención médica, que podrían llevar a "grandes manifestaciones" con la llegada de la temporada de lluvias en Haití.

"Creo que simplemente no hemos inyectado los recursos necesarios en algunas áreas en términos de capacidad para implementar programas prácticos y movernos para ayudar en terreno", sostuvo Holmes, un británico que lidera la Oficina de Naciones Unidas para la Coordinación de Asuntos Humanitarios.

"Les pido a todos que evalúen nuevamente lo que son capaces de hacer en las áreas clave y tomar un enfoque mucho más agresivo para abordar las necesidades", añadió.

Holmes se centró especialmente en el sistema de "agrupamiento", visto primero tras el tsunami de 2004 en Asia, según el cual las necesidades de ayuda son divididas en sectores clave, cada uno liderado por una sola organización, usualmente una agencia de la ONU.

Existen 12 de aquellos grupos en Haití.

El funcionario indicó que era decepcionante que se haya hechos pocos progresos para coordinar los numerosos grupos de ayuda dentro de cada grupo y que los jefes de esos sectores "continúan trabajando duramente sin la capacidad requerida".