Calgary. El presidente de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) defendió este lunes al grupo de las exigencias de un aumento de la producción hechas por el mandatario de Estados Unidos, Donald Trump, afirmando que no se debería responsabilizar al cartel de los problemas del sector.

Trump acusó en las últimas semanas a la OPEP de subir los precios de la gasolina e instó al cartel a hacer más.

"No se debería culpar sólo a la OPEP de todos los problemas que están ocurriendo en la industria petrolera, pero al mismo tiempo hemos dado respuesta en términos de las medidas que tomamos en nuestra última reunión en junio", dijo a Reuters el presidente del grupo, Suhail al-Mazrouei, en una entrevista en Calgary, refiriéndose a su decisión de elevar el bombeo.

"Creo que la OPEP está haciendo su parte", agregó, indicando que el grupo está dispuesto a escuchar a los principales productores mundiales de crudo, incluido Estados Unidos.

La OPEP acordó en junio un modesto aumento de la producción de crudo a partir de julio, después de que el líder de facto del grupo, Arabia Saudita, persuadió a su archirrival Irán de que cooperara para atender a los llamados de grandes consumidores para reducir los crecientes costos del combustible.

Los precios globales del petróleo han subido de forma continua este año, ayudando por un alza de la demanda, superando los US$80 por barril en mayo por vez primera en tres años y medio.

Mazrouei, que también es ministro de Energía de Emiratos Árabes Unidos, dijo que los productores de crudo miembros de la OPEP tienen capacidad suficiente para manejar cualquier interrupción imprevista del suministro a nivel mundial.

Asimismo, dijo que, en principio, no prevé la convocatoria de una reunión extraordinaria de la OPEP antes del encuentro previsto de diciembre.