El presidente de la Reserva Federal, Jerome Powell, dijo el jueves que el banco central de Estados Unidos puede ser paciente con su política monetaria porque las mediciones de precios son estables, además restó importancia a las predicciones de los miembros de la Fed que sugieren que las tasas de interés subirían dos veces más este año.

“Especialmente porque la inflación es baja y está bajo control, tenemos la capacidad de ser pacientes y observar con paciencia y cuidado a medida que (...) averiguamos cuál de estas dos narraciones será la de 2019”, dijo sobre el buen impulso de los datos económicos por un lado y las preocupaciones por los riesgos en los mercados financieros por el otro.

“No hay tal plan”, agregó Powell cuando se le preguntó en el Economic Club of Washington por los pronósticos de diciembre de los miembros de la Fed, que muestran una mediana de expectativas de dos aumentos más de tasas en 2019, después de cuatro el año pasado.

“Eso estaba condicionado a una perspectiva muy sólida para 2019, una perspectiva que aún podría ocurrir”, agregó.