La ONU calificó hoy de "profundamente preocupante" el proceso de enjuiciamiento de la fiscal general de Venezuela, Luisa Ortega Díaz, la prohibición impuesta a la misma de salir del país y la congelación de sus activos, al igual que la anulación de la designación del vicefiscal Rafael González.

"La decisión del Tribunal Supremo de Venezuela del 28 de junio de comenzar los procedimientos para la remoción de la fiscal general, congelar sus activos y prohibirla salir del país es profundamente preocupante, al igual que lo es la continuada violencia" en la nación suramericana, dijo el portavoz de la Oficina del Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos Rupert Colville.

Responsables del Gobierno de Venezuela han desplegado una serie de ataques contra la fiscal general Luisa Ortega, a quien acusan de "insana mental" y "traición" tras su escandalosa ruptura con el presidente Maduro.

"También nos inquieta la decisión del 27 de junio por parte de la Sala Constitucional del Tribunal Supremo de Justicia de declarar nulo el nombramiento de ella del vicefiscal general y de designar en su lugar a un 'numero dos' temporal, en violación de los procedimientos bajo la legislación venezolana", afirmó Colville.

El funcionario también sostuvo que "cada vez hay más informaciones de que las fuerzas de seguridad han llevado a cabo redadas en edificios residenciales, han realizado allanamientos sin órdenes y detenido a personas, con la intención de disuadir a la gente de participar en las manifestaciones y buscando a los partidarios de la oposición".

* Con información de Reuters y DW.