Pasar al contenido principal
La "receta" de Ernest Hemingway para ser productivo
Sábado, Julio 23, 2016 - 09:39

Al momento de trabajar sus procesos creativos resultaban poco comunes y trascendieron dada la magnitud del personaje.

Excelsior.com.mx. Ernest Hemingway nació el 21 de julio de 1899 en Oak Park, Illinois, escritor y periodista de profesión se convirtió en uno de los novelistas más importantes del siglo XX. Ganó el Premio Pulitzer por “El Viejo y el Mar” en 1953 y al año siguiente obtuvo el Nobel de Literatura por la producción de toda su vida.

Hemingway era conocido por tener un carácter agresivo y siempre en busca de aventuras. Además, al momento de trabajar sus procesos creativos resultaban poco comunes y trascendieron dada la magnitud del personaje.

De hecho, algunas cosas que él hacía ahora muchas personas las aplican.

Llevaba un registro de avances

No lo hacía para sentirse bien consigo mismo, el novelista registraba sus avances para no detener su trabajo. Llevaba notas del número de palabras que escribía en el día, había jornadas más productivas y otras no tanto. Al ver sus avances no se sentía tan culpable por haber dedicado un día a salir de caza.

Evitaba las distracciones

Como periodista viajaba mucho, podía escribir en cualquier lugar y bajo cualquier circunstancia. No importaba si estaba en una redacción, una habitación de hotel o una estación de tren. Lo único que podía destruir proceso era el teléfono y los visitantes.

Escribía de pie

Adelantado a su tiempo, a Hemingway le gustaba estar de pie mientras utilizaba su máquina de escribir. Para él, las ideas fluían mejor si trabajaba de esta manera.

Trabajaba desde temprano

Se levantaba muy temprano y aprovechaba ese tiempo para trabajar. Llegaba antes a la oficina y como estaba vacío el lugar, no había nadie que lo molestara o distrajera. Se podía concentrar muy bien. Leía lo que acababa de escribir y basado en eso sabía cuando debía detenerse. Si le gustaba, seguía, si no, lo dejaba para el día siguiente.

Primero tomaba notas

Parte de su proceso creativo era escribir a mano todas sus ideas antes de hacerlo en la máquina. Las personas que lo conocieron, dicen que en su mesa siempre estaba llena de cuadernos, hojas sueltas con notas y libros, los cuales formaban parte del documento en el que trabajaba. Cuando lo necesitaba, pasaba de escribir a máquina a hacerlo a mano.

Era observador

Para Hemingway era muy sencillo, si un escritor dejaba de observar el mundo, entoces estaba acabado.

Comer y descansar

El novelista consideraba que debía haber comido y descansado bien antes de sentarse a trabajar en cualquiera de sus textos. Esto le evitaba distraerse por la falta de alimento. Con la mente fresca luego de dormir las ideas fluían mejor al momento de escribir.

Imágenes | Flickr

Autores

Dinero en Imagen (Excélsior).