Pasar al contenido principal
Las ciudades de Santiago de Chile y Caracas se encarecen según encuesta
Jueves, Julio 14, 2011 - 17:54

Mercer estudió 214 ciudades de cinco continentes, comparando más de 200 rubros.

Luanda, Tokio y Yamena, resultaron ser las ciudades más caras a nivel mundial respectivamente, según la Encuesta Costo de Vida Inernacional 2011 que realiza la consultora de Recursos Humanos Mercer.

En el cuarto lugar se encuentra Moscú, Ginebra en quinto, Osaka en sexto, Zurich en séptimo, Singapur en octavo y Hong Kong Hong en noveno.

La consultora realiza el estudio de 214 ciudades en cinco continentes y mide los costos comparativos de más de 200 rubros en cada urbe, incluyendo vivienda, transporte, alimento, ropa, artículos para el hogar y entretenimiento.

En América Latina, las ciudades más caras resultaron ser Sao Paulo y Río de Janeiro, ubicándose en los lugares 10 y 12 respectivamente.

A su vez, se destacan las nuevas posiciones que ocupan Santiago de Chile, que ascendió del lugar 123 al 75; y la ciudad de Caracas, que subió 49 posiciones, al ocupar el sitio 51 del 100, por la alta tasa de inflación de bienes y servicios.

"Las presiones inflacionarias siguen figurando como el principal impacto sobre el costo de los bienes y servicios en Argentina y Venezuela, haciendo que sus ciudades se hayan disparado en el ranking. En general, los tipos de cambio en América del Sur se mantienen relativamente estables, con la excepción del real brasileño, que se ha fortalecido significativamente con respecto al dólar y ha resultado en las clasificaciones más elevadas de sus ciudades", dice Nathalie Constantin-Métral, investigadora senior de Mercer y responsable de la elaboración del ranking presentado cada año.

Brasilia, en tanto, ocupa la posición 33, siendo la tercera más cara de la región. Ciudad de México y Monterrey escalan posiciones, el primero asciende al lugar 148 y el segundo al 183.

Entre las urbes más económicas figuraron La Paz en Bolivia, en el puesto 212, y Managua en Nicaragua, en el lugar 213.

Según Constantin-Métral, "las empresas multinacionales han entendido desde hace tiempo la ventaja competitiva que supone tener una fuerza de trabajo móvil a nivel mundial, aunque el desafío más difícil es equilibrar el costo de sus programas de expatriados. Las fluctuaciones monetarias, la inflación, la inestabilidad política y los desastres naturales son todos factores que influyen en el costo de vida para los expatriados”.

Autores

AméricaEconomía.com