Pasar al contenido principal
Los encantos de Salvador de Bahía
Lunes, Febrero 22, 2016 - 10:47

La capital del estado de Bahía es una ciudad que logra conjugar una cultura diversa, opciones de sol y playa junto a una amplia oferta gastronómica.

Un escenario internacional único, que atrae a visitantes de todos los rincones del mundo es Salvador, capital del estado de Bahía. Reconocida por su hospitalidad, mestizaje cultural, bellos paisajes y su sincretismo religioso, hacen de esta ciudad de Brasil un destino imperdible.

Su naturaleza imponente, con 50 km de playas y parques ecológicos aseguran panoramas para todo tipo de turistas. Además, sus altas temperaturas durante casi todo el año, permiten explorar sus diversas atracciones.

Salvador es un destino perfecto para quien, además de buscar el descanso en la playa, es amante de la historia y la cultura. La primera ciudad colonizada de Brasil, transporta a los turistas hacia los primeros días de su historia. Hasta 1763, Salvador fue sede de la capital de la Corona Portuguesa en América y, hasta el siglo XVIII, obtuvo el sitial de ser el principal puerto del hemisferio sur.

Semana Santa

Para los que ya están pensado en escaparse a algún lado para el próximo feriado, Salvador es un buen lugar para celebrar Semana Santa.

Famosa por su cultura y sus bellezas naturales, la capital del estado de Bahía conserva una particular manera de recordar uno de los festivos cristianos más tradicionales. La ciudad es conocida como el centro de la cultura afrobrasilera y por el mestizaje de religiones a partir de sus culturas, creencias y rituales. Sus habitantes afirman que hay una iglesia diferente para ser visitada todos los días del año.

Bonfim, San Francisco, Conceição da Praia dos Pretos, Rosario y la Catedral Basílica están entre los templos cristianos más visitados por los turistas nacionales y extranjeros.

El tradicional ritual de Semana Santa en el municipio incluye la representación en vivo de la pasión y muerte de Cristo, acompañada de las solemnes liturgias, la procesión de la penitencia, la procesión del encuentro y del entierro, y una visita al sepulcro. Pero quienes desean aprovechar el festivo católico de manera secular o para descansar, encuentran otras buenas y variadas opciones en Salvador.

Sus playas

Uno de los principales motivos por los cuales Salvador de Bahía se convierte en un destino único, es que ofrece diversos panoramas y paisajes en un mismo lugar. Acompañado por su oferta cultural, sus playas cuentan con una gran variedad ecológica, desde ensenadas tranquilas, ideales para la práctica da natación, deportes a vela, buceo y pesca submarina, hasta las aguas agitadas de mar abierto, que tienen fuertes olas y son reductos de surfistas.

Otra opción son las playas cercadas por arrecifes, que forman piscinas naturales y son ideales para las familias con niños.

Entre las principales playas de la región se destacan: Playa de Flamengo, de Stella Mares, Ponta de Nossa Senhora (Isla Dos Frades), Ribeira, Porto da Barra, Farol da Barra, la playa del Corsário, de Jaguaribe, Itapuã y la playa de Aleluia.

Cultura milenaria

Formado por blancos, negros e indios, su pueblo mestizo se caracteriza por ser alegre, creativo y heredero del rico folclore y manifestaciones culturales. Considerada la capital cultural del Brasil, Salvador es cuna de grandes nombres en diversas manifestaciones artísticas, con importancia nacional e internacional.

La cultura de esta ciudad también se refleja en su Centro Histórico, declarado por la UNESCO como Patrimonio de la Humanidad. Esta región posee numerosas casas de los siglos XVI, XVII, y XVIII, y se divide en tres sectores: de la Plaza Municipal al Largo de São Francisco; Pelourinho y Largo do Carmo; finalizando con Largo de Santo Antonio Além do Carmo.

Las artesanías en Salvador, por otro lado, poseen su propia identidad, proveniente de la mezcla de razas y culturas de pueblos pasados. Su calidad en la producción de instrumentos musicales artesanales, por ejemplo, es mundialmente famosa.

Por supuesto, como a lo largo de todo Brasil, la capital no se queda atrás con su oferta musical. Los tríos eléctricos (camiones con música) atraen a quien esté en Salvador durante el Carnaval, con grandes vehículos con amplificadores de sonido, que recorren tres circuitos oficiales.

Otras manifestaciones musicales muy populares son el capoeira, afoxé, Folia de Reis, Maculelé y Samba de Rueda, que demuestran el fuerte rasgo cultural del pueblo bahiano.

Oferta gastronómica

La cocina también es un ejemplo de la preservación de los orígenes culturales africanos en Bahía.

Pero, no sólo de la tradicional comida bahiana viven los nativos y turistas en Salvador, ya que se encuentran restaurantes de las más diversas y exóticas cocinas internacionales.

Independiente del paladar del visitante, será posible encontrar un rico paseo gastronómico en la ciudad. Son muchas las opciones y será difícil resistir a la tentación de deleitarse con sus diferentes sabores. El Acarajé, hecho por las manos de bahianas en las calles históricas de Salvador, es una de las comidas más tradicionales y buscadas por turistas.

Salvador de Bahía se posiciona como un destino interesante y hermoso para el viajero, siendo entretenido para parejas, familias y solteros, y convirtiéndose en un "imperdible" a la hora de planificar vacaciones o fines de semana largos.

* Fotografías Embratur, Gonzalo Cuellar y Sebastao Bisneto.

Autores

Agencia / Lifestyle