Pasar al contenido principal
Luego de tres años de peritajes, restos de Neruda vuelven a Isla Negra en Chile
Martes, Abril 26, 2016 - 09:51

El vate chileno regresa al sepulcro donde yace junto a su tercera esposa, Matilde Urrutia, y que está emplazado a un costado de su visitada casa museo en la costa chilena.

Los restos del poeta Pablo Neruda vuelven a su casa del balneario Isla Negra, tres años después de su exhumación para investigar si en su muerte, ocurrida el 23 de septiembre de 1973, intervino la dictadura de Augusto Pinochet.

El lugar donde se refugió en sus últimos años con las olas del Pacífico como horizonte lo recibe este martes 26 de abril, justo cuando está a punto de concluir la investigación que busca aclarar si su deceso pudo ser producto de la acción de terceros y no sólo del avanzado cáncer a la próstata que lo aquejaba.

Cuatro laboratorios de Estados Unidos, España, Noruega y Dinamarca analizan en paralelo el ADN de una bacteria estafilococo dorado, hallada en las osamentas del vate que fue militante del Partido Comunista y embajador de Chile en Francia durante el gobierno del ex Presidente Salvador Allende.

Esto luego que el ex chofer y asistente personal del Premio Nobel de Literatura 1971, Manuel Araya, -que lo acompañaba el día de su fallecimiento- levantó un manto de dudas sobre la responsabilidad de agentes de la dictadura de Pinochet, que ya usó agentes químicos para el exterminio de opositores.

Para los recurrentes este bacilo pudo haber sido inoculado a Neruda a través de una inyección en su pecho horas antes de su muerte en la Clínica Santa María, donde había sido trasladado por el agravamiento de su estado de salud debido a la enfermedad que lo aquejaba.

A casi 43 años de su muerte, se espera que en mayo próximo estén los resultados finales de los análisis para cerrar definitivamente esta investigación.

“Estamos a la espera de estas pericias que son claves para determinar si el estafilococo le fue introducido a Neruda en esa época o, por el contrario, apareció en sus restos producto de la manipulación posterior”, explica a los medios el abogado querellante, Eduardo Contreras.

Con las pericias aplicadas al cuerpo tras su exhumación el 7 de abril de 2013, los restos del poeta regresan -se espera- definitivamente a Isla Negra, en el litoral central de Chile, para descansar en la tumba que construyó en el jardín de su intensa casa junto a su tercera esposa, Matilde Urrutia.

Una orquesta juvenil le rinde honores al poeta, autor de algunos de los versos de amor más leídos del mundo, que lo hicieron merecedor del máximo galardón que otorgan a las letras y lo han convertido en uno de los mayores embajadores de la literatura chilena.

Un día antes, en Santiago, el Congreso chileno también le entrega sus merecidos respetos.

Autores

La Nación.cl/ LifeStyle