Tegucigalpa. El mandatario de Honduras y aspirante a la reelección Juan Orlando Hernández obtuvo el 42,98% de los votos en los comicios presidenciales de hace una semana, mientras que el opositor Salvador Nasralla consiguió el 41,39% de los sufragios, según al conteo final del tribunal electoral.

De ratificarse los datos del Tribunal Supremo Electoral (TSE), Hernández lograría la reelección, aunque en un ambiente crispado por acusaciones de fraude de la alianza opositora que abandera a Nasralla y que ha prometido no permitir que les sea arrebatado el que consideran un triunfo en las urnas.

El presidente del TSE, David Matamoros, se rehusó a declarar a un ganador basado en los resultados con el 99,96% de los votos computados.

Matamoros aclaró que los resultados registrados no son una declaración oficial de nuevo presidente electo de Honduras y que todavía restan varias mesas por escrutar para la fórmula de diputados y alcaldías municipales, en las que también se impone el Partido Nacional. "Lo que tenemos son los resultados del proceso", expresó.

Sobre la revisión de 5.179 que exige la Alianza de Oposición, en las que según Nasralla esta el "fraude" en su contra que "se ha fraguado en el Tribunal Electoral", Matamoros indicó que siguen dialogando para buscar una respuesta a su demanda.

Según el conteo, Hernández se impone con 42,98 % de los votos contra 41,39 % de Salvador Nasralla, candidato de la Alianza de Oposición contra la Dictadura. 99,89 % del global de las actas electorales han sido procesadas.

El escrutinio final se desarrolló en pleno estado de excepción decretado el viernes que rige y con reclamos de la oposición de que en las elecciones hubo fraude.

Esto provocó varias manifestaciones violentas entre el miércoles y viernes, con hechos vandálicos registrados en varias ciudades del país que dejaron pérdidas millonarias. Medios locales informaron de que al menos siete personas murieron durante las protestas.

Matamoros agradeció a las decenas de observadores nacionales y de la Unión Europea (UE) y la Organización de Estados Americanos (OEA) que participaron en el escrutinio especial.

Agregó que ha sido una elección muy competitiva y que se seguirá trabajando en los siguientes pasos del proceso, que incluyen "las impugnaciones que seguramente las habrá".

"El que debe ganar es el país", recalcó Matamoros, quien indicó que la jornada de hoy se reanudará hacia las 14.00 horas locales (20.00 GMT).

Sobre la revisión de 5.179 que exige la Alianza de Oposición, en las que según Nasralla esta el "fraude" en su contra que "se ha fraguado en el Tribunal Electoral", Matamoros indicó que siguen dialogando para buscar una respuesta a su demanda.

"Ellos han planteado revisión de actas, no han planteado apertura de maletas, es una revisión del acta física contra la copia que ellos tienen, no estamos cerrando ninguna puerta, solo el escrutinio de lo que tenemos hasta este momento", enfatizó.

Los hondureños votaron el 26 de noviembre para elegir un presidente, tres vicepresidentes, 128 diputados al Parlamento local, 20 al Centroamericano y 298 alcaldías municipales.

* Con información de DW y Reuters.