Se miden 12 dimensiones mediante 27 indicadores estandarizados y respaldados en 11 países de Latinoamérica. A cada indicador del ranking se le asignó un puntaje en una escala de 0 a 100, se asignó un puntaje 100 al país con el mejor desempeño, y para el resto de los países se calculó la proporción correspondiente de esa base 100. Luego se ponderó las puntuaciones en 12 dimensiones, para obtener un índice final.

El peso de cada dimensión es el siguiente:

Emisiones de Gases de Efecto Invernadero (GEI) 21%

Matríz energética 13% Calidad del aire 10%

Biodiversidad y bosques 9% Institucionalidad y legalidad 8%

Recursos hídricos 7%

Recaudación y gasto en protección ambiental 7%

Tratados y compromisos 7%

Contaminación agrícola 6%

Eventos y desastres ambientales 4% Conflictos ambientales-sociales 4%

Manejo de residuos sólidos y líquidos 4%

La definición técnica de los indicadores en cada dimensión es la siguiente:

Emisiones de Gases de Efecto Invernadero (GEI)

Pesa un 21% sobre el índice final, y es la combinación de tres indicadores:

• El ratio entre las emisiones totales de GEI bajo el Protocolo de Kyoto (medido en toneladas de dióxido de carbono equivalente) y el PIB medido en US$ millones ajustados por PPA a precios internacionales constantes.

• El ratio entre las emisiones totales de GEI bajo el Protocolo de Kyoto (medido en toneladas de dióxido de carbono equivalente) por la población total del país.

• La tasa de variación de los GEI corresponde a la tasa promedio anual de aumento o disminución en emisiones de GEI bajo el Protocolo de Kyoto (medido en toneladas de dióxido de carbono equivalente) para 2008-2017.

Matriz energética

Pondera un 13% del índice final, y considera dos indicadores

• Producción de energías renovables: corresponde al ratio entre la contribución de las energías renovables al suministro total de energía primaria. Energías renovables consideradas son: fuentes hidroeléctricas, geotérmica, solar, eólica, de mareas, de biocombustibles sólidos, biogasolina, biodiésel, biocombustibles líquidos, biogás y la fracción renovable de los residuos urbanos sobre el suministro total de energía.

• Intensidad energética del PIB: Ratio entre consumo total de energía en millones de barriles equivalentes de petróleo, y el PIB en US$ millones a precios constantes.

Calidad del Aire

Aporta un 10% del índice final, considerando dos indicadores:

• Concentración urbana media anual de material particulado de menos de 2,5 micras de diámetro en áreas urbanas ponderado por la población urbana del país.

• Exposición urbana anual de partículas en suspensión que miden menos de 2,5 micrones de diámetro. Nivel promedio de exposición de la población de una nación a concentraciones de partículas en suspensión que miden menos de 2,5 micrones de diámetro. La exposición se calcula ponderando las concentraciones medias anuales de PM2,5 por población tanto en áreas urbanas como rurales.

• Proporción promedio de áreas clave para la biodiversidad de área terrestre que está cubierto por áreas protegidas designadas.

Institucionalidad y legalidad

Pondera un 8% del índice final e integra dos indicadores:

• Institucionalidad: el entramado institucional medioambiental existente en el país compuesto por agencias del estado o entidades fiscalizadoras estatales, y que cuentan con atribuciones sobre la gestión ambiental nacional.

• Cambios Legales: Culminación positiva de un proceso legislativo que tiene como resultado un cambio legal o aprobación de una ley, orientadas a la protección ambiental en los últimos 18 meses.

Recursos hídricos

Pesa un 7% sobre el índice final, y se consideró dos indicadores:

• Recursos hídricos internos renovables totales per cápita anual (miles m3/hab) considerado como el promedio a largo plazo del caudal anual de los ríos y la recarga de los acuíferos generados por las precipitaciones endógenas, habiendo deducido el solapamiento entre la suma de los recursos de aguas superficiales y subterráneas.

• Índice de estrés hídrico, medido como la relación entre las extracciones totales de agua (usos domésticos, industriales, de riego y ganaderos, tanto de consumo y no consumo) y la cantidad de agua renovable disponible (agua superficial y subterránea), habiendo considerado el impacto de los usuarios de agua de consumo aguas arriba y las grandes represas en la disponibilidad de agua río abajo.

Recaudación y gasto en protección ambiental

Aporta un 7% en el índice final y considera dos indicadores:

• Ingresos fiscales relacionados con impuestos sobre productos energéticos (combustibles fósiles y electricidad), impuestos relacionados con el CO₂, e impuestos sobre vehículos de motor y transporte.

• Gastos del gobierno central en protección ambiental (considera actividades de protección del medio ambiente, como protección del ambiente, aire y el clima, la ordenación de desechos y de las aguas residuales, la protección de los suelos y las aguas subterráneas, la atenuación del ruido y las vibraciones, la protección de la diversidad biológica y el paisaje, la protección contra las radiaciones; gastos en actividades de medición, regulación, laboratorios y gastos similares) como porcentaje del PIB.

Tratados y compromisos

Representa un 7% del índice final, considerando dos indicadores:

 • Tratados vinculantes: documentos internacionales que establecen obligaciones a los países, regidos por la Corte Internacional de Justicia y ratificados por los cuerpos legislativos de cada país, cuyo objetivo es proteger los bienes y servicios ambientales.

• Compromisos nacionales: documentos internacionales perteneciente que no establecen obligaciones internacionales pero cuya base son los instrumentos creados por el Acuerdo de París, llamados Contribución Determinada a Nivel Nacional, y que representan los esfuerzos propios y unilaterales para alcanzar los objetivos a largo plazo de dicho Acuerdo.

• Obligaciones internacionales, pero que se sostienen en base a los instrumentos creados por el Acuerdo de París, llamados Contribución Determinada a Nivel Nacional, y que representan específicamente los esfuerzos propios y unilaterales para alcanzar los objetivos a largo plazo de dicho Acuerdo.

Contaminación agrícola

Pondera un 6% del índice final, y considera dos indicadores:

• Uso de pesticidas totales (comprende insecticidas, fungicidas y bactericidas −incluidos los tratamientos de semillas−, herbicidas, reguladores del crecimiento de las plantas, rodenticidas, aceites minerales, desinfectantes y otros) por área de cultivo (kilogramos por hectárea)

• Tasa de aumento o disminución del uso de pesticidas totales entre 2009-2018, por área de cultivo (kilogramos por hectárea).

Eventos y desastres ambientales

Pesa un 4% del índice final, e incluye un único indicador:

• Número de eventos: recuento de derrames, fugas, incendios, muerte masiva de animales, e intoxicaciones por pesticidas, ocurridos entre julio de 2010 y diciembre de 2020.

Conflictos ambientales-sociales

Aporta un 4% del índice final e incorpora dos indicadores:

• Número de conflictos abiertos con comunidades (disputas sin solución a la fecha), por la intervención de proyectos de extractivismo, manejo de recursos hídricos y biomasa entre otros, que causan debate público relevante, entre Julio de 2019 y Diciembre de 2020.

• Número de acciones del Estado respecto a los conflictos arriba mencionados: número de veces en que los mecanismos administrativos, legislativos y judiciales con que cuenta un país actúan para lograr el encauzamiento del conflicto.

Manejo de residuos sólidos y líquidos

Representa el 4% del índice final, y tiene dos indicadores:

• Control de residuos sólidos: Residuos sólidos controlados se refieren a la proporción de residuos domésticos y residuos comerciales generados en un país que se recolectan y tratan en una forma que controla los riesgos ambientales, es decir mediante reciclaje, compostaje, anaeróbico digestión, incineración o eliminación en un relleno sanitario.

• Tratamiento de aguas residuales: porcentaje de aguas residuales generadas o producidas que son recolectadas para tratamiento, normalizadas por la población conectada a instalaciones centralizadas de tratamiento de aguas residuales.