Bogotá.- El ministro de Hacienda en Colombia, Alberto Carrasquilla, dijo durante su intervención en el tercer Congreso Empresarial Colombiano que el gobierno presentará un plan de reactivación económica para garantizar la convergencia de la situación fiscal al cumplimiento estricto de la Regla Fiscal.

El plan, indicó Carrasquilla, contiene iniciativas por el lado del gasto público e iniciativas tributarias y tiene tres ejes prioritarios que son: legalidad, emprendimiento y equidad. El funcionario afirmó que “no está nada fácil” alcanzar la meta de déficit 2019, de 2,4% del Producto Interno Bruto (PIB), una cifra más ajustada frente a 3,1% del PIB previsto para este año.

La presentación empezó dando a conocer que la tasa de crecimiento de largo plazo en Colombia cayó de 4,8% en el 2012 a 3,5% en el 2018. Esta caída, indicó el funcionario, implica en un horizonte de 10 años una pérdida capitalizada entre 295 billones (US$97.488 millones) y 540 billones de pesos colombianos (US$178.454 millones).

En materia de emprendimiento hay cuatro problemas centrales. El primero es que el Estado es el socio mayoritario de todas las empresas del país, lo que Carrasquilla calificó como “el Estado no es buen socio pues exige dividendos aún si no hay utilidades”. Igualmente, el Estado hace difícil el acceso de nuevas empresas formales al mercado y tiene más objetivos que instrumentos en materia regulatoria.

Aunque Carrasquilla no reniega públicamente de su antecesor en el cargo, sí deja claro que recibe una economía “regular”, una situación que le llevará a tomar una serie de medidas urgentes para hacer un “proceso de ajuste” con éxito.

Entre las propuestas de Carrasquilla destaca: generar medidas para cumplir el déficit fiscal. El gobierno tiene la obligación de reducir el déficit fiscal hasta 2,4% del PIB para el 2019.

Otra propuesta es la referente a la migración y de cómo elevará el gasto en salud. A pesar de que en el ADN colombiano está la necesidad del aseguramiento universal en materia de salud, el ministro advirtió que “debemos ser conscientes” de que los flujos migratorios venezolanos van a elevar el gasto del país, por lo que habrá que tomar medidas.

Por otro lado, buscan reducir la tasa que pagan las empresas. No sólo se encargaría de reducir la tarifa de alrededor de 33%, sino también de eliminar otros actos tributarios que van en detrimento del espíritu empresarial.

También el Gobierno busca quitar el 4X1,000. Sobre el Gravamen de Movimientos Financieros (GMF) o, mejor conocido como 4×1,000, el ministro ve “probable” una eliminación gradual.

Carrasquilla espera recaudar hasta 3 billones de pesos adicionales cada año con la reforma tributaria. El ministro plantea hacer más “equitativa y progresiva” la renta personal, de manera que la base tributaria se amplíe y empiecen a declarar renta más personas.

También se busca hacer una reforma pensional para que se solucionen los problemas de cobertura y desigualdad del sistema.

Además, se revisarán las exenciones de IVA. En este impuesto es donde están las mayores exenciones tributarias, que están por el orden de 40 billones de pesos. “Se necesita revisar la regresividad del impuesto. Ciertos componentes de la canasta no deberían ser materia de gravamen por su regresividad”, estableció el Ministro.

La meta es que el potencial del PIB volvería a ser 4,5%; “el país no se puede conformar con tener una tasa de crecimiento a mediano plazo de 3,5%. Hace unos años, estábamos cómodamente en una economía con un crecimiento de 4,5%”.

También se reducirá la evasión 10% en el primer año. De acuerdo con el funcionario, el presidente Iván Duque les puso la meta de reducirla en 10% en un año para llegar al cuarto año con una disminución de 50%. Por último, el Ministro empatiza con la focalización de la economía naranja que tanto defiende Duque para poder generar empleos y riqueza en el país.