Madrid. El ministro de Turismo de Argentina, Gustavo Santos, a su paso por Madrid, con rumbo a Donostia, en el norte de España, donde presidirá el Comité Ejecutivo de la 108º Asamblea del Consejo Mundial de Turismo (OMT), se refirió al impacto de la devaluación del peso argentino en el sector del turismo de su país y también le adelantó a AméricaEconomía cuáles serán los principios rectores que regirán la reunión de la OMT.

“Si vamos a seguir la lógica de manual, este peso de entre unos valores de 23 y 25 respecto del dólar, debería estimular el turismo receptivo en Argentina. Esperamos que esto acontezca y vamos a trabajar fuertemente para seguir estimulándolo”, dijo Santos en relación al impacto que pudiera tener la reciente devaluación del peso argentino en el turismo para Argentina.

En este sentido, Santos aclaró que “nuestra política no es apostar a la situación cambiaria para atraer al turismo, para nada, sino que nuestra estrategia pasa por impulsar la promoción y el crecimiento del desarrollo del turismo en Argentina, pero sin lugar a dudas, un dólar más competitivo, favorece la llegada de turismo receptivo a nuestro país, tanto de todas partes del mundo como de países limítrofes”. “Aunque creemos que donde más se va a notar el impacto es en el turismo regional”.

“Si bien el turismo limítrofe es el que reacciona más rápidamente por proximidad, y llegará antes, porque los viajes de largo alcance son pensados con mucho más tiempo de gestión, y así es que esperamos turistas desde Europa, China, Japón y de todos partes del mundo”, prosiguió.

Argentina recibió en 2017 6.680 turistas extranjeros. Durante 2018 “esperamos superar los 7 millones y de cara a 2020 esperamos alcanzar los 9 millones”, sostuvo Santos.

Santos también hizo mención a la forma en que afectará a los agentes turísticos la devaluación del peso argentino.

“Yo creo que son desafíos, probablemente disminuya en algo el turismo emisivo, pero al mismo tiempo se estimule el turismo receptivo, por lo cual lo que deberá acontecer es que las agencias de viajes se acomoden un poco a esta realidad y no sean puramente emisivas sino que comiencen a trabajar más el segmento receptivo”.

Argentina recibió en 2017 6.680 turistas extranjeros. Durante 2018 “esperamos superar los 7 millones y de cara a 2020 esperamos alcanzar los 9 millones”, dijo Santos a América Economía.

En Donostia, Santos presidirá el Comité Ejecutivo de la 108º Asamblea del Consejo Mundial de Turismo en Donostia, San Sebastián, en el norte de España, entre el 22 y 25 de mayo próximos. Argentina fue designada para dicho comité, durante la Asamblea General de la OMT pasada, realizada en Chengdu (China) entre el 11 al 16 de septiembre de 2017.

“Esta es una reunión estratégica porque es la primera que se hace entre los dos mandatos: la gestión anterior de Taleb Rifai y la actual de Zurab Pololikashvili. En esta reunión se van a definir las nuevas políticas, las prioridades del nuevo secretario general, sus programas de trabajo y sus colaboradores. Con lo cual es una reunión importante porque va a marcar
los nuevos lineamientos de conducción del nuevo Secretario General hacia el mundo entero”, explicó Santos a América Economía.

“Argentina preside el Consejo Ejecutivo y lidera la Asamblea que, a su vez representa a los países miembros y que es la que finalmente debe aprobar o desaprobar los planteos del Secretario General, por tanto, su rol es estratégico”.

“Los que compartimos con el Secretario General son los lineamientos que esperamos para el año que viene en el sector de Turismo: profundizar la visión de turismo responsable en términos ambientales, culturales y sociales, con un gran factor de desarrollo endógeno, local y global”.

“La incorporación de un rol mucho más activo de nuestra organización en lo que representa a la relación de turismo con la innovación, será otra prioridad que desarrollaremos”.

 “La de ser grandes generadores de empleo, en línea con lo que fue el documento que emitieran los ministros de turismo del G20 en la reciente reunión llevada a cabo en Argentina de abril pasado; crear más y mejores puestos de trabajo, generando una fuerte relación a nivel global entre educación y empleo aplicados al turismo, también está entre nuestras
prioridades”, agregó Santos.

“Por otro lado, queremos impulsar las inversiones en el turismo, sobre todo desde sectores que hoy no están invirtiendo en turismo, éste será otro punto importante que queremos impulsar desde este Consejo Ejecutivo de la OMT”, concluyó Santos.