París.- Los ministros de Finanzas del Grupo de 20 grandes economías mundiales celebrarán una teleconferencia este lunes, según la agenda publicada del representante francés, Bruno Le Maire.

Las conversaciones, previstas para las 1100 GMT, llegan en un momento en que el G-20 se enfrenta a presiones para que supere sus divisiones internas y ponga en marcha una acción coordinada contra la propagación del coronavirus.

Frente a esta pandemia, decretada por la Organización Mundial de la Salud (OMS), las audiencias de todo el mundo se sometieron durante las últimas semanas a un curso intensivo de catástrofes de la Historia moderna, desde la Peste Negra hasta las dos grandes guerras del siglo pasado, y tiene mucho sentido, porque el COVID-19 le plantea a la humanidad un reto de una escala sin precedentes.

Tal como lo publicó la agencia infobae, el virus pandémico del coronavirus COVID-19 no reconoce fronteras, tampoco nacionalidades, religiones o etnias. Y nada, por ahora, parece detenerlo. Apenas lo mitigan cuarentenas generalizadas. Los costos humanitarios siguen escalando día a día. El cambio de estaciones (primavera boreal y otoño austral) comenzó con más de 250.000 personas afectadas y 12.000 muertes en todo el planeta.