Pasar al contenido principal
Natasha Pérez, actriz: “Los latinos somos tan diversos como el mundo entero”
Miércoles, Julio 14, 2021 - 22:13

La actriz y cantante venezolana está haciéndose un camino en Hollywood. Comenzó en ER y grabó junto a Larry David en Curb your Enthusiasm, pero es su rol de malvada en la serie Selena de Netflix la que ha posibilitado una campaña para nominarla a un Emmy. Lifestyle conversó con ella.

Este mes, la firma Latin Creative Management postuló a la actriz Natasha Pérez para la nominación al premio Emmy por su interpretación de Yolanda Saldívar en la serie de Netflix “Selena”.

"No es muy seguido que una Latina tenga una oportunidad en la mesa de los grandes de Hollywood" así que decidí apelar a mis seguidores, amigos y familiares en todo el mundo para que me apoyen y podamos crear conciencia en que hay una Latina allá afuera participando en la carrera para la nominación. “Hemos desarrollado una gran campaña en territorios de habla hispana y que de esta manera mis seguidores se sumen a esta buena noticia”, dice.

Pérez conversó desde su casa en Venice Beach con Lifestyle respecto a su carrera en la Meca del cine, de cómo es ser latina en la industria y de cómo los sueños se cumplen si corres tras ellos.

¿Cómo fue que llegaste a Hollywood y cuánta aventura significó?

Llegué a los Estados Unidos por error porque vine a visitar a mi hermana, quien estaba en ese momento trabajando y estudiando en Florida. Fui por vacaciones de Navidad y no me pude regresar porque hubo una gran tragedia en el aeropuerto de mi país y me tuve que quedar acá, pero justo en ese entonces mi hermana y su esposo decidieron que querían mudarse a Los Ángeles y me pidieron ayuda, me dijeron “vente, ayúdanos a mudarnos y luego te viajamos de regreso”, entonces me vi en Los Ángeles con doce dólares pero resulta que mi mamá había vivido en los Estados Unidos muchísimo antes de que nosotras naciéramos como por doce años y entonces me dije ‘bueno, será que de pronto puedo hacer la aventura’. Empecé a buscar trabajo, lo conseguí y empezamos con todo el proceso de papeles, o sea que tuve la bendición de ser una… hacer una experiencia migratoria un poco menos trágica que muchas personas.

Pero tú eres de Venezuela ¿cierto?

Sí, nací y crecí en Venezuela (ya), pero pues también soy ciudadana americana y me crie con el inglés, con la cultura, entonces eso como que ayuda a hacer un proceso de transición un poco menos tortuoso. Me gradué de comunicación social en la Universidad Católica de Venezuela, y al llegar aquí, aunque mi norte era, por supuesto, ser actriz, en un principio trabajé en periódicos y revistas mientras estudiaba. Allá yo había estudiado dos carreras, la primera es comunicación social y la segunda era artes escénicas, entonces hice teatro de muy chica, de mano de mis tíos, a nivel de música estuve guiada de la mano de mi papá y de mi mamá, eh mi papá fue guitarrista de la banda Los Supersónicos entre los sesenta y setenta, mi mamá como autora de canciones justo con Rudy la Scala sacaron el primero proyecto musical de María Conchita Alonso entonces ya venía como con un pasado histriónico por el lado de mis tíos, y musical por el lado de mi mamá y mi papá.

¿Y las cámaras, cuándo?

Desde muy chica empecé a trabajar en los medios, detrás de las cámaras, pero delante de las cámaras mi primer proyecto fue a los nueve meses: uno de los amigos de mi mamá, que era productor, trató de que hiciera una audición. A mi mamá pues no le gustaba mucho la idea de que su hija estuviera en el mundo de las artes, pero me dejaba y protegía, y gracias a eso te puedo decir que parte de mi universidad, porque mi mamá ahorró todas esas ganancias de niña, y hasta pude comprarme la mitad de un coche para llegar a la universidad. Y ya llegar acá pues poco a poco empecé a hacer películas estudiantiles, películas independientes, muchas cosas de estudiante, obras de teatro estudiantiles, hasta que poco a poco conseguí mi equipo, mi manager y agentes, que ya empezaron a sacarme oportunidades más grandes. Mi primera participación en un show de televisión fue en ER.

¿Esa con George Clooney?

La misma…

 

 

AUDICION CON PELUCA

A días de que se anuncien los resultados de la nominación, Pérez y su equipo de comunicaciones han diseñado una campaña en las redes sociales @thenatashaperez, para contribuir con la campaña en inglés, bajo el hashtag #NatashaForTheEmmys.

Pero junto con llegar a ese rol, Natasha ha estado dividiéndose – o más bien, multiplicándose – en el mundo de la música, el doblaje, los comerciales…y la comedia.

En tu Instagram están en algunas fotos con Larry David ¿Cómo fue estar en Curb Your Enthusiasm, nada menos que con el co-creador de Seinfeld?

Eso fue justito antes de que entrara la pandemia y fue maravilloso, pues yo tengo años aquí haciendo más que todo comedia, y comedia de improvisación. Entonces cuando me llamaron para eso y me dieron la oportunidad de audicionar con Larry David yo estaba así como ‘bueno, mi sueño se hizo realidad, ya puedo morir en paz’…fueron creo que cuatro días de filmación ese show no tiene guión, es total y absolutamente improvisado, entonces nos dan unos lineamientos así como “bueno, este es el personaje que queremos que hagas, más o menos y ahí aviéntate”, entonces por ahí salió lo de la muñeca, lo de que la muñeca era pervertida o sea estuvo pero genial, genial, genial. Me sentí muy respetada, me sentí muy apreciada a nivel de comedia, o sea todo el set riéndose de lo que uno hace, pero, claro, ellos aprendieron a reír muy calladamente porque no pueden revelar que están ahí, pero la verdad fue una experiencia magnífica.

Es súper ineludible tener que preguntarte sobre Hollywood, Estados Unidos, el arquetipo de la latina que debe ser buena para bailar, sensual y con acento. Me imagino que tiene que haber algo de esto del temido estereotipo de “los latinos tienen que ser o sonar de alguna forma”

Bueno, está el hecho de que para ellos el inmigrante es que el latino usualmente no es una persona educada, que llega a trabajar en trabajos que nadie más quiere hacer, entonces hay como un doble estereotipo un poco extraño porque está eso de la latina de la Costa Este, que es más la caribeña. La que baila salsa, la que es caliente, la que es como súper curvilínea, que es sexy y todo. Y está el lado de la costa Oeste que es como más la latina que limpia la casa o que recoge en el campo la fruta. Entonces lo lindo es hacerles ver a través de nuestro trabajo que hay muchísimas otras realidades. Que los latinos somos tan diversos como el mundo entero ¿no? que podemos ser tan inteligentes para llegar a Marte en la NASA, o tan inteligentes para recoger fruta y poder llevar nuestro dinero a nuestros países. No hay nada indigno en el trabajo que nos toca a veces hacer para inmigrar, simplemente que no es una realidad cuadrada y unidimensional.

¿Y cómo llegaste al rol de Yolanda Saldívar?

En esa época ya se habían comenzado a abrir a lo que llaman self tape, que son las audiciones en video que uno hace en su casa y si gustan entonces ya te envían para una audición en casa de los directores de casting. Yo estaba en casa de mi mamá cuando llega el correo, y precisamente yo había ya hecho una audición para el rol de Suzette que es la hermana de Selena, porque en la audición necesitaban a alguien que tocara música y yo toco varios instrumentos; recuerdo que toque bajo y terminé con batería. Y al final el papel lo terminó agarrando una chica simpatiquísima y adorable que se llama Noemí González, que la amo, le quedó buenísimo.

Entonces a mí me ofrecen la oportunidad para audicionar en el rol de Yolanda pues, que era el rol antagónico pues, un rol de un poco más peso dentro de la serie. Y como te digo, yo estaba en casa mi mamá cuando llega ese correo electrónico y estoy a punto de salir a hacer el self tape y al salir veo que mi mamá tiene un chaleco verde tejido, muy parecido al chaleco que tiene Yolanda en una foto que nos envían a nosotros de referencia, es una foto que le tomaron creo que durante el juicio preliminar y da la casualidad de que tenía suficiente tiempo pasé por una tienda de pelucas y se me ocurrió comprar una peluca, así de rulitos pequeña.

La chica que me atiende me presenta una peluca afro tipo setentoso y entonces veo a una chica que parecía ser latina y le digo ‘oye ¿no tendrás una peluca así?’ y le muestro la foto y la chica pega un grito y dice “ah, ¡Yolanda Saldívar!” Efectivamente era de México y sabía quién era este personaje, entonces bajó al almacén, me buscó en la bodega una peluca muy parecida, me la arregló y pues yo me he ido en peluca a hacerme la audición, lo cual es una cosa que usualmente no se hace, pues si tienes una audición aquí, otra audición allá, no te vas a vestir de policía, de doctora, de secretaria. ellos lo que quieren ver es que uno… que uno se sepa la letra, que uno sepa actuar y pues ya, de repente sugerir, pero vestirse y disfrazarse así es algo que usualmente no se hace, entonces en esta aposté porque la verdad me encantó la idea de sentirme un poco más, siendo un personaje tan complejo, y bueno pues, audicioné, y me llamaron.

Y seguramente hablar castellano era un plus...

Pues yo crecí con tres idiomas en casa: castellano, inglés e italiano. Es bien interesante cuando se crece multicultural qué cosas suceden a nivel idiomático. Eso se nota como un elemento bien importante dentro de la historia de Selena y escuchando al personaje de Yolanda veo que también lo fue, aunque ella hablaba bastante bien el español. A veces se le salían palabras, cuando decía el nombre de Selena, nunca Selena, ella decía ‘Selina’ y ‘mija’, entonces yo intenté para el personaje darle un acento del sur de Texas, porque ella es de entre Corpus Christi y Texas, entonces tuve a una profesora privada de dialecto para que estuviera siempre pendiente de que yo lo hiciera bien y cuando llego al set, después de meses de entrenamiento me dice ‘No, no. No hagas el acento sureño porque no todos lo hacen, lo vamos a neutralizar’, y yo ‘Nooo’(ríe).

¿Y en qué proyectos estás ahora que puedes comentar?

Aquí tenemos lo que llaman un NDA, Non Disclousure Agreement, por lo cual no puedo comentar proyectos que estoy filmando en este momento, pero lo que sí te puedo decir es que estoy audicionando mucho y estoy tratando de ser bien selectiva en cuál va a ser mi próximo paso. Por otro lado, soy músico, soy cantautora, tengo varias canciones y tengo varias sorpresitas por ahí a nivel musical, trabajando con un par de productores latinoamericanos para llevarles un poco de la experiencia de lo que ha sido mi historia en canción, porque obviamente todo lo que escribo como artista lleva un poquito de mi corazón y de mi historia acá.

Hay varias canciones que espero lleguen al disco, que son un poco esa la experiencia del que migra… “la experiencia del que está aquí, y eso, mi corazón roto, mi corazón feliz, que espero que pronto, muy pronto esté ya en sus manos”.

Autores

Gwendolyn Ledger