Pasar al contenido principal
Iberdrola vende a empresa pública mexicana gran parte de su negocio y AMLO dice que es una "nueva nacionalización"
Martes, Abril 4, 2023 - 15:34
wind farm

El Gobierno de México firmó este martes un convenio para comprar a Iberdrola 13 plantas de generación de energía eléctrica por un valor de US$ 6.00 millones, que formarán parte del patrimonio público y serán operadas por la CFE.

 

El Gobierno de México firmó este martes un convenio para comprar a Iberdrola 13 plantas de generación de energía eléctrica que formarán parte del patrimonio público y serán operadas por la Comisión Federal de Electricidad (CFE).

“Estamos sellando, consumando una operación muy importante, desde luego en beneficio del pueblo de México y agradecemos mucho a Iberdrola... por la voluntad para llegar a un acuerdo, hemos tenido algunas discrepancias pero el diálogo lo puede todo”, dijo el presidente Andrés Manuel López Obrador en un video publicado en su cuenta de Twitter.

AMLO calificó la compra como una "nueva nacionalización".

Iberdrola, a través de sus filiales en México, ha suscrito un acuerdo de intenciones con la sociedad estatal México Infrastructure Partners (MIP) mediante el que se compromete a vender 8.539 megavatios (MW) de capacidad instalada, que incluyen 8.436 MW en ciclos combinados de gas y 103 MW eólicos, por un importe de unos US$ 6.000 millones, cuantía que podría modificarse en función de la fecha de cierre de la transacción y de otros posibles ajustes usuales en este tipo de acuerdos, informó la compañía.

En concreto, la operación de desinversión incluye los ciclos combinados de gas, que operan bajo régimen de Productores Independientes de Energía contratados con la Comisión Federal de Electricidad (CFE) en Monterrey I y II, Altamira III y IV, Altamira V, Escobedo, La Laguna, Tamazunchale I, Baja California, Topolobampo II y Topolobampo III, junto con el activo eólico La Venta III, que suponen un 87% del total de la capacidad instalada a desinvertir, y los ciclos combinados de gas privados de Monterrey III y IV, Tamazunchale II y Enertek.

La transacción está sujeta al acuerdo y a la firma de los contratos definitivos por las partes, así como a la obtención de las aprobaciones regulatorias necesarias y al cumplimiento de determinadas condiciones habituales en este tipo de operaciones.

La operación cuenta con el apoyo financiero del Fondo Nacional de Infraestructura de México (Fonadin) y otras entidades financieras públicas vinculadas al Gobierno de México.

Iberdrola México indicó que seguirá prestando servicio a sus clientes actuales en México para lo que se prevé celebrar contratos de compraventa de energía con las compañías que se transmiten con la finalidad de proporcionar a las compañías del Grupo Iberdrola la energía y la potencia necesarias para desarrollar la generación renovable en México y cumplir con sus objetivos actuales y futuros en el país.

Países

Autores

El Economista