Ciudad de Panamá. Las conversaciones iniciadas el 7 de enero y que en principio se darían hasta el 1 de febrero han sido extendidas hasta el martes 4 del mismo mes, sin que ninguna de las partes revelara cuáles propuestas están en la mesa y ni sus posibilidades de éxito.

A raíz de la extensión del plazo de las conversaciones, el Grupo Unidos por el Canal (GUPC) también prorrogó hasta el 5 de febrero próximo el preaviso de paralización de las obras. El Grupo emitió el pasado 30 de diciembre una carta de preaviso de suspensión de las obras a partir del 20 de enero, que no se llegó a concretar para dar oportunidad a las negociaciones.

El consorcio dijo en un comunicado difundido el viernes que "las negociaciones se centran en un plan de cofinanciación de los costos (extraordinarios que reclama) para la finalización del proyecto". Se dijo que la responsabilidad última de los costes adicionales se decidirá a través de procedimientos de arbitraje internacional, previstos en el contrato para el diseño y construcción del tercer juego de esclusas del Canal de Panamá.

El consorcio se adjudicó en 2009 el proyecto por su oferta de US$3,118 millones, pero ahora reclama US$1,600 millones en "sobrecostos", de los que responsabiliza a la ACP, y que le dejaron sin dinero para continuar las obras.

La ACP no reconoce los costos extraordinarios y exige que el tema sea dirimido por las figuras de arbitraje internacional previstas en el contrato, sin que de por medio haya paralización de las obras. La Autoridad del Canal precisó este viernes que en la mesa de diálogo extendida hasta el próximo martes estará presente la aseguradora Zurich, garante del proyecto con una fianza que llega a los US$600 millones.

"Las partes acordaron continuar las reuniones durante el fin de semana para seguir evaluando las opciones, a fin de tratar de llegar a un acuerdo", indicó la Autoridad del Canal.

Zurich se incorporó a las conversaciones la semana pasada y presentó una propuesta que en su momento el administrador de la ACP, Jorge Quijano, tildó de viable y posible "solución a largo plazo" al conflicto contractual.

Sobre esa propuesta no existe en Panamá información oficial, pero la prensa local ha especulado que Zurich otorgaría US$400 millones de la fianza como un préstamo al GUPC, que por su parte aportaría US$100 millones y la ACP sacaría US$350 millones en adelantos de pago garantizados mediante cartas de crédito.

El administrador de la ACP sostiene que tanto el GUPC como la Autoridad del Canal quieren concluir la obra y que lo más conveniente sería "terminarla juntos porque es lo más rápido", pero dentro de las normas establecidas en el contrato.