Madrid. El grupo español de ingeniería y energías renovables Abengoa registró pérdidas por unos 340 millones de euros (US$387 millones) en el primer trimestre, debido a la ralentización de su negocio tras iniciar negociaciones con acreedores en el último trimestre del año pasado.

La empresa dijo en una nota que sus ventas cayeron más de un 50% en el primer trimestre de 2016, a 719 millones de euros desde 1.559 millones en el mismo periodo de 2015.

Las ganancias antes de intereses, impuestos, depreciación y amortización (EBITDA) bajaron un 85%, a 48 millones de euros desde 321 millones.

Abengoa, que tiene operaciones en Brasil, México, Chile y Perú, dijo que continúa avanzando en las negociaciones con sus acreedores para reestructurar su deuda y, pese a las restricciones de liquidez que está sufriendo, ha "conseguido mantener cierto nivel de actividad".

La división más afectada fue la de "ingeniería y construcción", cuyas ventas bajaron en el primer trimestre a 388 millones de euros desde 1.070 millones hace un año por la paralización de algunos proyectos.

Abengoa ya cerró 2015 con pérdidas récord de 1.213 millones de euros sobre todo por el impacto en sus cuentas del deterioro del valor de sus activos.