Las acciones de la siderúrgica brasileña Usiminas trepaban 21% este martes en la bolsa de Sao Paulo, luego de anotar fuertes alzas en las últimas sesiones que llevaron al regulador de Brasil a pedirle que explicara las fluctuaciones si no quería arriesgarse a enfrentar multas.

A las 1350 GMT, los títulos de Usiminas escalaban 21,21% a 22,12 reales en el índice Bovespa, acumulando una inusual ganancia de 127,8% en las últimas tres sesiones.

Usiminas dijo tras el cierre del mercado el lunes, cuando sus títulos ordinarios avanzaron 35%, que desconocía por qué sus acciones han operado tan volátiles en las últimas semanas, en una respuesta por carta a la advertencia del regulador local que dijo que podría ser multada por las excesivas oscilaciones de sus papeles.

La siderúrgica se encuentra sumida actualmente en una feroz lucha por el control entre sus dos principales accionistas: Ternium SA y Nippon Steel & Sumitomo Metal Corp.