Las acciones de Acciona Energía abrieron el jueves un 4,7% por encima del precio de su oferta pública de venta (OPV) y terminó con un alza del 7,33%, proporcionando una dosis de alegría a un mercado que ha perdido la chispa desde principios de año.

La anticipada salida a bolsa ha sido más reducida de lo previsto inicialmente, pero el precio de 28,5 euros por acción ha dado a la unidad más rentable del grupo de ingeniería Acciona un valor global de 9.400 millones de euros (US$ 11.100 millones).

Esto la convierte en uno de los debutantes en bolsa más valiosos de Europa en 2021.

Acciona había apuntado a una valoración de hasta 9.800 millones de euros, y también recortó sus planes para el tamaño de la operación, optando finalmente por sacar a bolsa hasta el 17,25% de la compañía en lugar de hasta el 28,75%.

Después de un comienzo de año vertiginoso, el entusiasmo de los inversores por el mercado de las salidas a bolsa ha disminuido y varios candidatos se han retirado.

La evolución de esta operación será observada de cerca por otras empresas que buscan tanto aprovechar el apetito de los inversores por las actividades relacionadas con el abandono de los combustibles fósiles en el mundo como financiar sus propios proyectos de energías renovables.

Repsol y ENI están considerando la posibilidad de separar sus unidades de bajas emisiones de carbono de las actividades de exploración y producción de petróleo y gas, cuyo futuro corre peligro, y colocar las participaciones de forma independiente en el mercado de valores.

El consejero delegado de Acciona, José Manuel Entrecanales, dijo el miércoles que el precio de salida a bolsa no había sido "óptimo", y lo achacó a un gran volumen de ofertas, a la presión inflacionista y a la incertidumbre sobre la regulación del mercado energético en España.