Santiago. Las acciones de la chilena LAN Airlines, una de las mayores compañías aéreas de América Latina, subieron este viernes a un máximo histórico, luego de que el presidente Sebastián Piñera definió un plan para desprenderse de su participación en la empresa.

Los papeles de LAN subieron hasta 1,61% a un récord de 9.470,10 pesos, aunque a las 13.00 hora local (1600 GMT) moderaban su alza hasta los 9.380 pesos.

Los títulos de la aerolínea, unos de las más transados en la bolsa de Santiago, han trepado 13% desde que Piñera ganó las elecciones presidenciales el 17 de enero, mientras que en el mismo lapso de tiempo el índice referencial de la bolsa chilena IPSA permaneció casi estable.

Sin embargo, los títulos retrocedieron desde que el mandatario asumió el poder este mes debido a las fuertes críticas de opositores, y de sus propios socios en el gobierno, por incumplir con la promesa de vender todas sus acciones de LAN antes de convertirse en presidente.

"Se acabó la incertidumbre sobre la oferta de Piñera. Siempre que hay una oferta hay una presión y cuando se acaba esa oferta se quita la presión sobre el precio", dijo Cristina Acle, directora de estudios de renta variable de CorpResearch.

Piñera, quien llegó a tener 26% de LAN, vendió antes de su asunción 15% de las acciones de la aerolínea, pero el mandatario fue cuestionado por seguir siendo accionista de LAN.

Esta semana, Piñera remató en bolsa 3,3% de los papeles de LAN y acordó vender el 8% restante al grupo chileno Bethia, ligado a la minorista Falabella y con inversiones en los sectores inmobiliario, alimentario y del transporte.

Además, LAN anunció el jueves que se convertirá en la primera aerolínea del Hemisferio Occidental en operar el nuevo avión Dreamliner, de Boeing, al adelantar en tres años la recepción de 10 aeronaves de ese modelo.

LAN, con casa matriz en Santiago, tiene unidades de operación en Argentina, Chile, Ecuador y Perú.

Si bien las ganancias de la empresa cayeron 31,3% en 2009, los analistas anticipan sólidas ganancias en 2010 gracias a un aumento de los precios de las tarifas, a un crecimiento del tráfico de pasajeros y carga así como a una mejoría del factor de ocupación de las aeronaves.

"El año pasado tiraron las tarifas al suelo por la crisis, así que las tarifas estaban muy bajas y este año se van a recuperar. El trafico está muy bueno", dijo Acle.

LAN anotó un crecimiento de casi 18% interanual en el tráfico de pasajeros en enero y de casi 10% en febrero.