Berlín. La firma alemana de indumentaria deportiva Adidas tuvo resultados mejores a los previstos en el segundo trimestre, con un crecimiento de ventas en Norteamérica superior al de Nike, y aun cuando la expansión se estancó en Europa occidental.

Las ventas subieron un 10% a 5.260 millones de euros (US$6.000 millones) tras ajustes por tipo de cambio, contra el 8% previsto por analistas. La ganancia neta atribuible de 396 millones de euros (US$459 millones) también superó la expectativa promedio de 386 millones de euros (US$447 millones).

A las 1221 GMT, las acciones de Adidas subían un 8,9% tras escalar un 10% hasta un máximo de cuatro meses. Los papeles van camino a registrar su mejor sesión desde marzo, cuando el grupo elevó su guía financiera.

El crecimiento de las ventas en Norteamérica se frenó a 16%, mientras que en China la expansión se aceleró a 27%. Las cifras se comparan con el alza de 3% de Nike en su cuarto trimestre fiscal, que va de marzo a mayo, y con la subida de 25% en China.

Tal como el grupo alemán ya había advertido, los ingresos se mantuvieron estables en Europa occidental, donde Nike ha tenido un crecimiento más acelerado, pero saltaron un 14% en Rusia, país anfitrión del Mundial de Fútbol 2018.

Si bien las selecciones patrocinadas por Nike fueron las de mayor avance en el Mundial, el evento fue un éxito para Adidas, que vendió más de 8 millones de camisetas y más de 10 millones de pelotas, con un aumento en las descargas de su aplicación, aseveró el presidente ejecutivo Kasper Rorsted.

Adidas realizó cambios en su gerencia en Europa occidental luego de que la empresa no mostró atención suficiente al lanzamiento de productos nuevos, dijo Rorsted, agregando que era probable que las ventas en esa región se mantuvieran planas durante el segundo semestre.