En el principal índice bursátil germano, el Dax, los títulos de la multinacional cayeron este jueves un 5,27% hasta los 76,53 euros (US$87). Con este nuevo descenso, las acciones de la empresa germana se desplomaron cerca de un 18% en lo que va de la semana, acumulando pérdidas por valor de unos 15.700 millones de euros (US$17.791 millones) en el parqué.

De acuerdo con la publicación económica Wirtschaftswoche, el derrumbe en bolsa de Bayer se debe a que la empresa enfrentará en breve en Estados Unidos nuevas demandas colectivas de agricultores de Arkansas y Dakota del Sur por los presuntos daños causados por el herbicida Dicamba.

Este caso se suma al fallo dado a conocer la semana pasada por la Justicia estadounidense que condenó a su nueva filial Monsanto a indemnizar con US$289 millones (253 millones de euros) a un enfermo de cáncer por no advertir de que el glifosato que contenía su herbicida era cancerígeno.

Monsanto recurrirá sentencia. Monsanto anunció de inmediato que iba a recurrir la sentencia. La empresa enfrenta miles de demandas similares en Estados Unidos, pero niega todo nexo entre el cáncer y sus productos.

El gigante Bayer adquirió en junio Monsanto, el mayor productor de semillas transgénicas, por unos US$63.000 millones. A pesar de que se trata de un caso en particular y no de una demanda colectiva, la sentencia se consideró de gran importancia tanto para Bayer como Monsanto, pues era la primera que se dictaba y puede ser un indicativo de cómo serán los otros juicios.