Shanghái. Las acciones de la inmobiliaria china Vanke, la mayor del país, se han disparado al máximo en su primer día de cotización desde su suspensión en diciembre pasado, ante el anuncio de sus planes para cotizar próximamente en Hong Kong, recoge la prensa de china.

Vanke, que hasta ahora está listada sólo en la Bolsa de Shenzhen (sureste), planea cambiar sus acciones de tipo B -que en ese parqué están denominadas en dólares de Hong Kong, aunque en Shanghái lo están en dólares estadounidenses- por acciones de tipo H, con las que cotizan en la excolonia británica las firmas chinas.

Las acciones de tipo H están denominadas también en dólares hongkongueses, aunque su salida al mercado se someta a la legislación bursátil china.

Para preparar el cambio, Vanke suspendió su cotización en Shenzhen el pasado 26 de diciembre, hasta que el lunes volvió a salir al mercado cantonés, lo que disparó el valor de todas sus acciones hasta el máximo diario de un 10%, tanto para sus títulos de tipo B como para los de tipo A, denominados en yuanes.

De esta manera, sus acciones de tipo B alcanzaron su mayor valor de los últimos cinco años, hasta US$13,75 de Hong Kong por acción (1,30 euros, US$1,77), mientras las de tipo A se encarecieron hasta los 11,13 yuanes por papeleta (1,33 euros, US$1,78).

El proceso interno para cotizar en Hong Kong ya está preparado, aunque ahora Vanke necesitará el visto bueno de sus accionistas y de los organismos reguladores de los mercados de valores de China y Hong Kong.

Las acciones de tipo B, abiertas a inversores extranjeros y creadas en 1992 como una manera de proporcionar divisas a las firmas chinas, cada vez están en mayor desuso y son mucho menos habituales que las de tipo A.

Su utilización es minoritaria, ya que la gran parte de la escasa presencia extranjera autorizada en las firmas chinas se lleva a cabo mediante el programa de Inversores Institucionales Extranjeros Cualificados (QFII, en sus siglas internacionales), denominado en dólares, que las autoridades chinas potencian.

Los beneficios netos de Vanke aumentaron un 25% interanual durante el primer semestre de 2012, hasta sumar 3.730 millones de yuanes (472 millones de euros, US$628,4 millones).

Sus ingresos netos también aumentaron un 54 por ciento interanual en ese período, hasta 30.720 millones de yuanes (3.888 millones de euros).

Vanke ("Wanke", en mandarín), fundada en 1984 por el magnate Wang Shi, se ocupa del desarrollo inmobiliario, la gestión y la venta de complejos residenciales en las principales ciudades del país y cotiza en la Bolsa de Shenzhen, donde tiene sus oficinas centrales, desde su creación en 1991.