Las acciones de Eastman Kodak subían más de 35% este lunes después de que la compañía dijo que no tiene intenciones de pedir la protección por bancarrota.

Kodak emitió un comunicado el viernes en el que anunció la contratación de la firma legal Jones Day, que se especializa en reestructuraciones, pero dijo que esta "comprometida a cumplir todas sus obligaciones y que no tiene intenciones de solicitar la protección por quiebra".

Bloomberg reportó el viernes que la compañía estaba considerando solicitar la quiebra, lo que derrumbó a sus acciones. Los papeles de Kodak perdieron más de la mitad de su valor el viernes.

Las acciones de Kodak subían 39%, o 30 centavos, a US$1,10 este lunes. Los títulos siguen operando bajo niveles previos a los reportes sobre una quiebra.

Kodak, antes sinónimo de fotografía, ha sufrido con el paso a las cámaras digitales y no logra generar ganancias desde el 2007. La compañía ha estado explorando una venta de sus patentes de imagen digital, valorizadas en alrededor de 2.000 millones de dólares.

Kodak contrató al banco de inversión Lazard en julio para explorar opciones. Además pidió US$160 millones contra su línea de crédito la semana pasada.