El primer día de las negociaciones de las nuevas acciones de Petrobras, asustó a los pequeños inversionistas. Con la finalización de la capitalización, que bordeó US$70.000 millones, se esperaba una fuerte alza en los papeles de la estatal. Este lunes las acciones subieron solamente 0,76% en la Bolsa de Valores de Sao Paulo (Bovespa) a 26,50 reales (US$ 15,4).

“Hubo noticias buenas en Japón, por eso el mercado abrió de buen humor. El reflejo de la capitalización aún va a demorar un poco”, dijo Sergio Manoel Correia, analista de LLA Investimentos, según el portal Estadao.

El profesor de finanzas de la Fundación Getúlio Vargas de Sao Paulo, Ernesto Lozardo, comparte la misma opinión. Afirma que quienes compraron papeles de Petrobras para lucrar con ellos en el corto plazo, tienen una visión equivocada porque sólo en el largo plazo la empresa comenzaría a reflejar los resultados de la negociación sellada la semana pasada.

Ejemplo de ello sería que la primera capitalización de Petrobras ocurrió en junio de 2000. Tomando en cuenta las acciones de la compañía hasta hoy, ésta tuvo una valorización de 533,97%.