Houston/Londres. Las acciones de Royal Dutch Shell caían este jueves mientras la empresa redoblaba sus esfuerzos por vigilar una filtración de petróleo en el Golfo de México, en un mercado aún temeroso tras el enorme derrame de crudo de BP en el 2010.

Shell ha enviado al área una embarcación diseñada para reaccionar a los derrames y está buscando aeronaves para monitorear una mancha brillante en la superficie del mar cerca de sus plataformas en el centro del Golfo de México, dijo la empresa en un comunicado.

Las acciones de Shell caían un 0,98% en Londres, tras descender hasta un 5% durante la jornada.

Las noticias respecto a la mancha brillante en la superficie del agua se produce a exactamente dos años después del desastre en el pozo Macondo en aguas profundas en el Golfo de México, que sacudió la reputación de BP.

"Si bien la extensión de la capa brillante, reportada de 1 milla por 10 millas, es grande y será una preocupación, la capa es delgada y podría ser consecuencia de (la filtración de) un par de barriles solamente", explicó el analista de RBC Capital Markets, Peter Hutton.

"Las primeras luces proporcionarán una oportunidad para evaluar si ha habido un aumento de la capa brillante visible", agregó.

Shell dijo que había reportado la mancha brillante, comprendida entre los proyectos Mars y Usar, al Centro de Respuesta Nacional, que está dirigido por la guardia costera y que realiza el seguimiento de las filtraciones de petróleo, fugas en las tuberías y otros incidentes de contaminación.

La compañía petrolera más grande de Europa por su capitalización de mercado detalló que el origen de la capa brillante era desconocido, pero agregó que no existía indicación alguna de que se hubiese originado en cualquiera de los pozos de los proyectos de Mars o Ursa.