Nueva York. Consumer Reports, la Biblia de los consumidores estadounidenses, no recomendó el auto eléctrico Model 3 de Tesla Inc y criticó su sistema de frenos, restando brillo a un día de ganancias para las acciones de la compañía del multimillonario Elon Musk.

Musk había impulsado las acciones de Tesla un 4% con una discusión en Twitter que mostró que la compañía apuntaba inicialmente a vender ediciones del Model 3 más rentables y con más accesorios.

El auto, que tiene un precio inicial de US$35.000, es considerado crucial para la rentabilidad de Tesla, en momentos en que la compañía enfrenta reportes de choques que involucran a sus vehículos, dudas sobre su financiamiento, e incumplimiento de metas de producción.

Musk dijo que la versión más completa del Model 3, a excepción de la que cuenta con las funciones de seguridad de conducción asistida (Autopilot), se vende por US$78.000.

Consumer Reports, sin embargo, no quiso recomendar el Model 3 y lo criticó por distancias de frenado demasiado largas y controles difíciles de usar.

La revista, cuyas críticas tienen influencia entre consumidores y ejecutivos, señaló que a pesar de que en sus pruebas halló muchas cosas que le gustaban del Modelo 3 y que era emocionante conducirlo, tenía "grandes fallas".

La firma de análisis de mercado Berenberg también dio impulso a las acciones de Tesla el lunes al elevar su precio objetivo para el valor de US$470 a US$500, y argumentó que las metas de márgenes de rentabilidad para el Model 3 ya son realidad y no solo una expectativa.

El pronóstico previo de la firma ya era el más optimista en Wall Street y el nuevo está más de US$200 por encima del precio de la acción, que ha caído US$100 desde el máximo marcado en septiembre.