Londres. Las bolsas europeas cayeron este viernes a un mínimo de un mes y por debajo de un soporte clave, porque la preocupación por un débil crecimiento económico redujo la confianza.

Las acciones de las constructoras estaban entre las que más cayeron, prolongando la baja de este jueves, cuando Holcim, la segunda cementera más grande del mundo, anunció unos decepcionantes resultados del primer semestre.

Los títulos de Holcim, Saint-Gobain y Heidelberg Cement perdieron entre un 2,1% y un 2,6%.

El índice FTSEurofirst 300 de las principales bolsas europeas cerró con una caída del 0,7% hasta los 1.029,59 puntos.

El índice de los grandes valores de la zona euro Euro STOXX 50 cayó un 1,2% hasta los 2.643,98 puntos, rompiendo un soporte clave.

"Estamos teniendo otro de esos días", dijo Peter Dixon, economista de Commerzbank. "En un mercado con poco volumen, los inversores están mirando los últimos datos procedentes de los Estados Unidos y están preocupados por si hay una recaída en recesión en el horizonte", añadió.

Las bolsas estadounidenses habían caído este jueves por reportes de un anémico mercado laboral y un informe de manufacturas sugerían que la economía se está desacelerando.

Las acciones financieras estaban entre las de peor desempeño, porque los inversores vendían lo que percibían como sectores de más riesgo ante la creciente preocupación por el crecimiento.

Los títulos de las aseguradoras Aegon, Prudential y Axa cayeron entre 2,2% y 3,2%, mientras que las de los bancos UBS, Royal Bank of Scotland y Credit Agricole bajaron entre 1,9% y 2,5%.