Madrid. Los accionistas de Iberia Líneas Aéreas de España aprobaron este lunes su fusión con la británica British Airways, después de más de dos años de negociaciones, para dar lugar a la sexta aerolínea del mundo y la tercera de Europa por ingresos.

Los accionistas de la aerolínea británica dieron previamente su visto bueno a la operación en una junta extraordinaria celebrada el lunes en Londres.

Según el contrato de fusión sellado en abril de este año, los accionistas de British Airways recibirán una nueva acción de International Airlines Group por cada título de la británica, mientras que los accionistas de Iberia recibirán 1,0205 acciones nuevas por cada título de la española.

Una vez efectuado el canje, British controlará el 56% de IAG, mientras que Iberia poseerá el 44% restante.

El actual presidente de Iberia, Antonio Vázquez, asumirá la presidencia de IAG y su homólogo en BA, Willie Walsh, será el consejero delegado del grupo fusionado, que tendrá su sede social en Madrid y la financiera en Londres.

De acuerdo con el calendario previsto, el 20 de enero de 2011 dejarán de cotizar las acciones de las dos aerolíneas en Londres y Madrid y el día 24 del mismo mes empezarán a negociarse los títulos de IAG en dichos mercados.

Está previsto que la operación genere unas sinergias anuales de unos 400 millones de euros a partir del quinto año de la fusión.

Durante su discurso ante los accionistas, el presidente de Iberia, Antonio Vázquez, cifró los costes de captar dichas sinergias en 269 millones de euros.

Una vez cerrada la operación, IAG se convertirá en el tercer grupo aéreo de Europa, por detrás de Deutsche Lufhansa AG y Air-France KLM , dijo Vázquez. El grupo generará unos ingresos de casi 14.000 millones de euros, contará con una flota de 400 aviones que volarán a 204 destinos, añadió.

Entre los consejeros de la nueva compañía figuran el presidente de Telefónica SA, César Alierta, y el presidente de Caja Madrid, Rodrigo Rato, actual vicepresidente de Iberia. La caja de ahorros madrileña es el mayor accionista de Iberia, con un 23% del capital, según consta en los registros de la CNMV. 

Aprobación y quejas. Los accionistas de British Airways votaron este lunes de forma mayoritaria a favor de su fusión con la española Iberia Líneas Aéreas de España, lo que supone el paso final para que ambas compañías constituyan International Consolidated Airlines Group, o IAG, en 2011.

Más de un 99% de los accionistas votaron a favor. Los accionistas de Iberia se encuentran reunidos en junta para votar también el acuerdo.

Mientras que los inversores institucionales recibieron bien el acuerdo, algunos inversores minoritarios mostraron disconformidad.

Algunos se quejaron de que las juntas de accionistas serán a partir de ahora en Madrid, mientras que otros, que también son trabajadores de tripulación de cabina de la aerolínea, mostraron su frustración por la falta de resolución por ambas partes y por las significativas subidas de salarios que recibirán los miembros del consejo tras la fusión.

Ambas compañías mantendrán sus marcas.