Santiago. Los propietarios de la minorista chilena La Polar aprobaron el miércoles un aumento de capital por unos US$200 millones, la mitad de lo previsto originalmente, en un intento por evitar la quiebra de la firma inmersa en el mayor escándalo financiero del país.

Los accionistas acordaron fijar el precio de la colocaciones de las nuevas acciones en una próxima asamblea, programada para el 8 de julio.

La minorista, que apunta a sectores de ingresos medios y bajos, calculó que la crisis en la que está hundida le costará unos US$894 millones en provisiones, más del doble de lo que había estimado inicialmente.

Según se estableció en la junta, el aumento se harán por hasta 250 millones de acciones, cuyo precio será fijado en la reunión fijada para este 8 de julio.

La decisión del aumento de capital se adoptó por mayoría, ya que una AFP local proponía emitir sólo US$100 millones.

En este contexto, el nuevo presidente de La Polar, César Barros, advirtió que sin una inyección de recursos por US$200 millones, la compañía no era viable.

Monto manejable. La minorista chilena La Polar reconoció el miércoles que cometió fraude al renegociar unilateralmente las deudas de cientos de miles de clientes y falsear la real situación de la compañía, pero aseguró que los montos involucrados son limitados y manejables.

"Hay fraude, pero está limitado a un tema y a un monto que creemos que es perfectamente manejable", dijo el presidente de la firma, César Barros, al término de una junta de accionistas.

Desde que explotó el caso, la compañía ha despedido a más de 15 ejecutivos clave de la firma por grave incumplimiento de labores. Los directores también resolvieron dejar sus cargos en una junta de accionista fijada para el próximo mes.

En las últimas dos semanas han renunciado dos presidentes de la firma.

Las autoridades han mencionado que en este caso hubo fraude, falseamiento de datos y prácticas crediticias inmorales.

* Con información de Reuters y Emol.