México DF. Dos importantes grupos de accionistas del operador mexicano de aeropuertos GAP alcanzaron un acuerdo que pondría fin a una larga batalla legal por el control administrativo de la empresa, y fortalecer su postura ante un posible intento de compra por parte de Grupo México.

Controladora Mexicana de Aeropuertos (CMA), integrada por inversionistas mexicanos, y Aeropuertos Mexicanos del Pacífico, que incluye a los españoles Aena Internacional y DCA, firmaron una carta de intención para alcanzar un acuerdo para poner fin a sus diferencias.

Los dos grupos han venido luchando durante meses en torno a cómo se hacen los nombramientos en el consejo de administración y el pago de dividendos, entre otros asuntos.

El acuerdo final sería firmado en los próximos días, dijo CMA en un comunicado la tarde del jueves.

Pese a sus diferencias, ambas partes se han manifestado contra los planes del gigante minero Grupo México de elevar una participación que tiene en GAP a más del 30%, lo que lo obliga a lanzar una oferta pública por hasta el 100% de la empresa, según las leyes de valores de México.

Reglas internas de GAP establecen que ningún accionista no controlador puede tener una participación superior al 10%, sin embargo Grupo México recurrió a los tribunales.

Grupo México aumentó el mes pasado a un 25,7% su tenencia de todas las acciones en circulación de GAP, que opera doce aeropuertos en México, incluyendo el del popular balneario de Puerto Vallarta, en las costas del Pacífico.