Buenos Aires. El sindicato de trabajadores aceiteros de la región de Rosario, que alberga al principal puerto exportador de alimentos de Argentina, dijo este martes que lanzó una huelga por tiempo indeterminado en reclamo de una mejora salarial.

Argentina es el mayor exportador mundial de aceite y harina de soja, por lo que la medida afecta a una de las principales industrias del país y repercute sobre los mercados agrícolas internacionales.

"El paro es por la falta de respuestas de las empresas a nuestro pedido de una gratificación de 5.000 pesos (unos US$1.250) por única vez en concepto de premios", señaló Pablo Reguera, secretario General del Sindicato de Obreros y Empleados Aceiteros (SOEA) de San Lorenzo, en las cercanías de Rosario.

La medida de fuerza comenzó a las 1300 hora local y perjudica a las plantas de las principales exportadoras de granos y derivados del país, como Bunge (BG.N: Cotización), Cargill y Louis Dreyfus.

Un representante de las empresas exportadoras, que en conjunto exportarán casi US$15.000 millones en harina y aceite de soja en el 2010, dijo que el reclamo de los trabajadores incluye también un pedido de aumento salarial.

"Se estaba discutiendo una nueva escala salarial, se estaba discutiendo un aporte de fin de año que nos habían pedido (...) Por el momento no tengo agendada una nueva reunión. La verdad es que no sé cómo va a seguir esto", señaló Alberto Rodríguez, director ejecutivo de la Cámara de la Industria Aceitera de la República Argentina.

Difícil negociación. Fuentes de algunas plantas del área de San Lorenzo explicaron que todavía cuentan con algunas reservas para el martes, pero que si la protesta continúa tendrán problemas operativos a partir del miércoles.

"Nosotros estamos dispuestos a la negociación, pero la negociación se rompió, está trabada", afirmó Daniel Succi, secretario gremial de SOEA de San Lorenzo, que cuenta con cerca de 5.000 trabajadores.

Pese a que las plantas procesadoras pueden registrar problemas operativos, los puertos de granos de Argentina normalmente cuentan con reservas para exportar para días o incluso semanas.

La Bolsa de Comercio de Rosario prevé que las exportaciones agrícolas del país -incluyendo a los productos procesados- totalicen alrededor de 25.000 millones de dólares este año.