Los trabajadores aceiteros del polo agroexportador de Argentina, el mayor proveedor internacional de aceite y harina de soja, levantaron este jueves una huelga tras lograr un acuerdo salarial y la actividad se normalizaba lentamente, dijo a Reuters un representante sindical.

"Llegamos a un acuerdo, se logró lo que estábamos peticionando (...) Ya se están levantando todos los piquetes (bloqueos)", dijo telefónicamente Pablo Reguera, secretario general del Sindicato de Obreros y Empleados Aceiteros de San Lorenzo, quien agregó que las tareas en las plantas afectadas comenzaban a retomar el ritmo habitual.

La medida de fuerza mantenía paralizadas seis plantas procesadoras, lo que también provocaba problemas logísticos en otras cuatro plantas, y afectaba a más del 50% de la capacidad de molienda de la zona de Rosario, el principal centro agroexportador de Argentina.

Las empresas que tenían plantas detenidas por la protesta eran Molinos Río de la Plata MOL.BA, Cargill, Bunge Argentina -dos plantas-, Louis Dreyfus Argentina y Vicentín.