Londres. El presidente ejecutivo de Sanofi-Aventis, Chris Viehbacher, debería poder cerrar la compra del grupo biotecnológico Genzyme por US$19.000 millones para mantener el apoyo de sus inversionistas, según accionistas institucionales de la firma francesa.

Dos accionistas le dijeron el martes a Reuters que no estarían contentos si Sanofi paga mucho más de US$70 por acción, o US$18.700 millones, mientras que un tercero mostró preocupación por las valuaciones actuales de Genzyme.

Viehbacher, quien asumió hace 20 meses, está reestructurando la firma francesa con reducciones de costos y una mayor diversificación de sus negocios.

La compra de Genzyme sería la mayor movida en la busca de nuevos ingresos ante el vencimiento de las patentes de sus medicamentos.
Sanofi realizó una propuesta de compra de Genzyme de US$69 por acción y ambas partes están analizando la propuesta, según fuentes familizarizadas con la situación.

Sin embargo, las acciones de Genzyme se encuentran actualmente por encima de ese precio, a US$70,36.
Un portavoz de Sanofi declino realizar comentarios.

Una fuente familizarizada con el tema dijo el lunes que Genzyme no aceptaría una oferta menor a US$80 por acción.

Sin embargo, un accionista grande de Sanofi dijo que la firma francesa tendría problemas para cerrar la transacción si el precio fuera mucho mayor a US$70 por papel.