Cualquier medida de seguridad que se tome en Estados Unidos es poca si tenemos en cuenta los múltiples atentados con armas de fuego acontecidos, sobre todo, en la última década. Por ello principalmente, el negocio de vender ropa a prueba de balas ha cobrado un auge significativo, a la par de convertirse en uno de los más lucrativos en la actualidad norteamericana.

La demanda es cada vez mayor a pesar de los elevados costos de las diversas prendas blindadas. Por ejemplo, la reconocida compañía especializada en ropa de este tipo, Bullet Blocker, vende en su página Web oficial mochilas antibalas para niños por US$180 o incluso más.

Entre otros productos se ofertan chalecos, cascos y chaquetas que no permitirán que usted se convierta en víctima fatal de algún tiroteo.

Las ventas se dispararon sobremanera luego de los acontecimientos fatales de Sandy Hook. Desde entonces, el propio director de Bullet Blocker, Joe Curran, confirmó que vendió casi 10.000 mochilas escolares en solo tres semanas.

Sobre el siempre importante tema de la seguridad en EE.UU., el Archivo de Violencia Armada (GVA, por sus siglas en inglés) reveló algunos datos escalofriantes pertenecientes al 2015.

La cantidad de incidentes con armas de fuego ascendió a 51.754. En ellos murieron 13.158 personas y 26.000 resultaron heridos. Más de 3.000 niños y adolescentes se convirtieron en víctimas fatales.

Asimismo, los tiroteos masivos ascendieron hasta 328, en tanto los accidentales sobrepasaron los 1.500.

Se produjeron 2.276 ataques tras violentar las viviendas. Y se involucraron en total 4.309 oficiales de la policía contando todos los casos de ataques armados.

[[wysiwyg_imageupload:6393:]]

Artífice. Uno de los artífices más relevantes de la ropa antibalas es, sin dudas, el colombiano Miguel Caballero. Fíjese si se le ha reconocido su trabajo que lo apodan “el Armani de la ropa blindada”.

Tras la masacre en la escuela estadounidense de Newtown, sufrida hace varios años, el nacido en tierra cafetera diseñó en solo dos semanas una colección de prendas y accesorios para niños de 8 a 14 años.

Su principal mercado está en la línea infantil “MC KIDS” que reafirma su presencia en Estados Unidos y Canadá.

La colección de cuatro categorías ha viajado con gran éxito por Latinoamérica, el Medio Oriente y Europa. Aquí encontramos “V-Bag”, “Puffer Kids”, “T-Shirt Kids” y “Safety Vest”.

“V-Bag” ofrece la función de chaleco y morral con protección frontal y posterior, e incluye ajustes laterales. Se puede usar como escudo según la situación de riesgo.

“Puffer Kids” es un chaleco deportivo, para niño y niña, acolchonado; mientras que “T-Shirt Kids” es una camiseta interior que se ajusta al cuerpo con sus fibras de alta tecnología, lo que permite ser usada bajo cualquier prenda.

Y el “Safety Vest” fue especialmente diseñado para las escuelas como medida preventiva en situaciones de peligro que incluyan armas de fuego.

Entre los clientes de Caballero destacan doce jefes de Estado, presidentes de multinacionales, políticos como el exgobernante y senador colombiano Álvaro Uribe Vélez, el actor de Hollywood Steve Seagal, gobiernos, fuerzas militares de una decena de países y corporaciones como el FBI y el Servicio Secreto de Estados Unidos.

Incluso, el rey de España, Felipe VI luce las prendas blindadas del colombiano, según reseñó Forbes.