Ciudad de México. El fabricante de vidrios mexicano Vitro SAB informó el viernes que sus acreedores rechazaron la última oferta de la compañía para reestructurar alrededor de US$1.500 millones en deuda.

En documentos a la Bolsa Mexicana de Valores, la empresa dijo que continuará buscando un acuerdo consensual con los acreedores.

La propuesta más reciente contemplaba la emisión de bonos a 8 años por US$500 millones, bonos a 7 años por US$350 millones, US$80 millones en pagarés convertibles a 5 años que son canjeados automáticamente por acciones si no se han pagado al vencimiento, y un pago en efectivo de US$75 millones.

Aproximadamente US$275 millones de la deuda garantizada de la compañía, los instrumentos de financiamiento de cuentas por cobrar y cierta deuda no garantizada, principalmente a nivel de subsidiarias, no serían afectadas por la reestructura propuesta, señaló Vitro.

Vitro dijo que cuenta con recursos suficientes para seguir operando mientras negocia con los acreedores.