Pasar al contenido principal
Acreedores de mexicana Vitro tildan de "burla" el nuevo plan de reestructuración de deuda
Miércoles, Noviembre 2, 2011 - 04:43

"La oferta de Vitro resulta una burla para los acreedores. Los procesos concursales se basan en el principio de comunidad de pérdidas (....) y desde luego que sólo desean que los acreedores absorban la pérdida", dijo Jaime Guerra, representante de los fondos de inversión.

Monterrey. Acreedores del productor mexicano de vidrio Vitro rechazaron el martes, el plan de reestructura presentado por la compañía dentro del proceso denominado "concurso mercantil" y anunciaron que objetarán la propuesta ante el juez que lleva el caso.

Vitro presentó este lunes un nuevo plan para reestructurar US$1.452 millones de deuda con terceros a cambio de bonos por US$814.6 millones que vencen en el 2019, US$95 millones en obligaciones convertibles a cinco años y un pago en efectivo de alrededor de US$65 millones.

"La oferta de Vitro resulta una burla para los acreedores", dijo el abogado Jaime Guerra, que representa a los fondos de inversión que están en contra del plan de reestructura de Vitro.

"Los procesos concursales se basan en el principio de comunidad de pérdidas (....) y desde luego que sólo desean que los acreedores absorban la pérdida", agregó Guerra.

Aunque la nueva propuesta mejora tasas de interés y el porcentaje de conversión de las obligaciones, en general, el descuento que pide la compañía a sus acreedores externos sigue siendo la tercera parte de la deuda.

Los fondos -Knighthead Master Fund LP, Brookville Horizons Fund LP y Lord Abbett entre otros- están en contra del plan y han presentado demandas contra Vitro en México y Estados Unidos.

Sin embargo, ejecutivos de Vitro dijeron este martes que esperan concluir a finales del año y a principios del 2012 el concurso mercantil, pese a que algunos acreedores puedan objetar el proceso.

Vitro, que dejó de pagar su deuda en febrero del 2009 afectada por pérdidas en instrumentos derivados, obtuvo la protección de la justicia mexicana para reestructurar US$3.400 millones, que incluye pasivos entre la compañía y sus subsidiarias.

La deuda de la controladora con sus subsidiarias permite a Vitro la mayoría requerida para que el plan sea aprobado, pese a la opción de los acreedores externos.

Autores

Reuters